Cuartos | Vuelta

Benzema bien vale esta Copa

Benzema y Marcelo celebran el primer gol del francés. / Reuters

El francés rubrica con un doblete otra proteica actuación que devuelve al Real Madrid a las semifinales cuatro temporadas después

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Dirigido de nuevo por un monumental Benzema, el Real Madrid certificó su regreso a unas semifinales de Copa del Rey que no pisaba desde la campaña 2013-2014, cuando aquella cabalgada de Bale sirvió para abrochar en Mestalla un título al que 38 días después añadirían en Lisboa los blancos su décima corona continental, con el galés también como figura destacada. Ahora es el francés el que resuelve en un equipo rehabilitado. Propone y dispone el lionés en una escuadra que, aferrada a la versión más proteica de este genial híbrido entre un 'nueve' y un 'diez', vuelve a sacar los colmillos y sueña con resarcirse de los palos recibidos en unos meses infernales.

Parece haber cambiado el paso el conjunto de Santiago Solari, que entregó la batuta al galo y está viendo recompensada con creces su fe en el ariete, pieza esencial de un engranaje que emerge en torno a sociedades como la que ha tejido el '9' con Vinicius. Cada vez más desequilibrante, el jovencísimo diamante aprieta a Bale, cuya condición de estandarte ha pasado a los pies de un delantero que siempre jugó como un poeta pero ahora también goza de la voracidad de un 'killer'.

Dio cuenta Solari de la importancia que otorga a la Copa plantando un once con siete de los titulares en las dos últimas finales de Champions ganadas por los blancos. Ni el golpe que sufrió ante el Espanyol ni su obligatorio concurso el domingo frente al Alavés por la sanción de Varane apartaron a Sergio Ramos del eje de la zaga, cuyos laterales ocuparon Carvajal, que tampoco podrá jugar contra los babazorros, y Marcelo, confrontado de nuevo a un Pedro Porro que le hizo padecer mucho en el duelo liguero de la segunda jornada en Montilivi, aviso de la tormentosa campaña que se le venía encima al brasileño.

1 Girona

Iraizoz, Ramalho, Bernardo, Muniesa (Juanpe, min. 46), Pedro Porro, Raúl Carnero, Douglas Luiz, Granell, Paik (Pachón, min. 68), Lozano y Stuani (Valeri, min. 58).

3 Real Madrid

Keylor Navas, Carvajal, Sergio Ramos (Nacho, min. 62), Varane, Marcelo, Marcos Llorente, Kroos, Ceballos, Lucas Vázquez, Vinicius (Bale, min. 66) y Benzema (Marco Asensio, min. 57)

Goles:
0-1: min. 26, Benzema. 0-2: min. 43, Benzema. 1-2: min. 71, Pedro Porro. 1-3: min. 76, Marcos Llorente.
Árbitro:
Martínez Munuera (Colegio valenciano). Mostró amarilla a Stuani y Carvajal.
Incidencias:
Partido de vuelta de cuartos de final de la Copa del Rey, disputado en Montilivi ante 14.158 espectadores.

Las opciones del Girona pasaban por comprometer al Real Madrid desde el primer momento y provocar el tembleque de los visitantes. A ello se pusieron los pupilos de Eusebio, que gozaron de una triple ocasión nada más iniciarse el choque en una falta lateral que Granell envió al travesaño y un par de remates posteriores en los que la fortuna se alió con el campeón de Europa. El capitán albirrojo aportaba ardor a un equipo con mucho brío que dificultaba la circulación de los blancos, a los que les costaba sacudirse la presión de los locales. Lo logró Sergio Ramos con un pase en largo a Vinicius en una jugada que culminó con un remate a la media vuelta de Benzema que se marchó a unos centímetros del palo. Fue un mero aviso de lo que estaba por venir.

Keylor sostiene

Se llevaron un nuevo susto los visitantes en una contra en la que el individualismo de Lozano permitió a Varane corregir una nueva desatención defensiva de Marcelo. Sigue restando atrás el brasileño, capaz luego de virguerías en el área contraria como la que se marcó ante el Girona en una acción que mereció premio poco después de que Keylor Navas hubiese abortado el empate tocando un servicio de Lozano que tenía salivando ya a Stuani.

Tuvo el equipo de Solari la virtud de olvidarse de la renta lograda en el Santiago Bernabéu. Disputar el partido en lugar de especular suele ser la mejor vía en este tipo de situaciones, algo que con demasiada frecuencia ignoran quienes propinan el primer golpe. Fue templando el duelo progresivamente el Real Madrid, al que le convenía bajar las revoluciones ante un Girona con ganas de 'volata'.

Las anestesió Benzema batiendo por dos veces a Iraizoz, primero con la zurda para validar un tuya mía con Lucas Vázquez y Carvajal y luego con la diestra tras asociarse con Vinicius y buscar con rosca el palo largo. Cinco veces ha 'vacunado' ya este curso el lionés al equipo de Eusebio, cuatro de ellas en Montilivi, donde Marcos Llorente selló con un latigazo su segundo tanto como profesional después de que Pedro Porro redimiese al Girona de un combate en el que Keylor Navas había salido hasta entonces siempre vencedor. Otra buena noticia para un Madrid que afrontará un frenético mes de febrero con el derbi ante el Atlético, los octavos de Champions y unas semifinales de Copa que desembocarán en el clásico del 3 de marzo.

Más información

 

Fotos