Cuartos I Ida

El Bernabéu se rinde a Vinicius

Vinicius se mide a Ramalho en velocidad./AFP
Vinicius se mide a Ramalho en velocidad. / AFP

El brasileño dio otra exhibición y, aunque sigue sin gol, siempre fue vertical y valiente y generó tres de los cuatro tantos del Madrid

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

El Santiago Bernabéu, muy cruel a veces con los suyos pero tan agradecido a la entrega y el espectáculo, está rendido ante Vinicius, que sigue dando exhibiciones y progresando como futbolista. Aunque al joven brasileño le sigue faltando el gol, frente al Girona generó tres de los cuatro tantos del Real Madrid. Provocó el penalti del 2-1, inició la jugada del 3-2 y dio a Benzema, con quien formó una gran conexión, la asistencia del 4-2. En su actuación más completa y fructífera con la camiseta blanca, Vinicius no dejó de desbordar por la banda izquierda del ataque, por donde, tras el gol del empate creado por Odrizola, el Real Madrid llevó todo el peso del ataque, con el atrevido Vinicius al frente, encarando y driblando rivales, buscando a los compañeros e intentando también culminar sus jugadas, aunque no siempre escogiese la mejor opción al rematar.

Antes de provocar el penalti de la primera remontada, con el Cholo Lozano cayendo en la trampa que le tendió Vinicius al borde del área, el delantero brasileño del equipo blanco tuvo su mejor ocasión para batir a Gorza Iraizoz. pero tras escorarse hacia la derecha, su disparo dirigido a la escuadra en el minuto 28 se marchó fuera por muy poco. No dejó de intentarlo Vinicius, que como principal figura del Real Madrid levantó a la afición merengue cada vez quese encontró con Ramalho o cualquier otro jugador del Girona, desbordado ante tal avalancha blanca, con el resultado quedándose muy corto al descanso a favor de los blancos.

Santiago Solari volvió a apostar en la línea de ataque por Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius, y mientras el gallego se encontró pronto con el gol, gracias a una trepidante internada coronada con asistencia de Odriozola; el francés, que también hizo una primera parte notable, chocó contra el palo al filo del descanso; y el brasileño fue quien puso la magia y emergió como estrella determinante con acciones decisivas. Sólo dos minutos antes de la pena máxima de la primera remontada, también fue víctima de otro penalti Modric, derribado por Douglas Luiz cuando el croata se disponía a disparar a portería. Sin embargo, Undiano Mallenco lo ignoró y el VAR ni entró a valorar dicho penalti al considerar que no era un acción suficientemente clara.

Más información

El caso es que mientras el Bernabéu todavía estaba acordándose del árbitro al que acababa de dedicar una enorme pitada, Vinicius hizo una de las suyas para permitir que, con otro penalti lanzado a lo Panenka por Sergio Ramos, el Real Madrid le diese la vuelta al marcador. No se tomó un respiro Vinicius tras el descanso, que continuó con un ejercicio constante de fútbol vertical y valiente, asociándose con acierto con Benzema y compañía, como una pesadilla interminable para la defensa del Girona. Ahora la duda comienza a ser en qué posición jugará Vinicius, que ya es titular indiscutible para Solari y la afición y debe seguir creciendo, en el caso de que el Real Madrid acabe por fichar a Neymar, la obsesión de Florentino Pérez, aunque el presidente también desea dar otro golpe con Mbappé. Mientras tanto, brilla Vinicius con sólo 18 años como astro emergente y resolutivo.

 

Fotos