Tercera

Combate nulo entre Júpiter y La Bañeza

Un lance del partido./Peio García
Un lance del partido. / Peio García

El derbi leonés se resuelve sin goles y con pocas ocasiones en un choque marcado por el marcaje entre ambos equipos

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El control y la neutralización de las potencias de cada uno de los equipos ha marcado el derbi entre Júpiter y La Bañeza. Leoneses y bañezanos han firmado un empate sin goles que deja satisfechos a ambos.

0 Júpiter

Martín; Dani, Gonzalo, Julio Algar, Héctor; Urbano, Toño; Aarón, Romagnoli, Mito; Wirner

0 La Bañeza

Sánchez; Guillermo (Adrián Rojo, min. 74), Pablo González, Miguel, Hugo; Rober, Mateo, Christian, Dani; Varo (Jair, min. 70), Richi (Pablo Martínez, min. 65)

ÁRBITRO
Domínguez Zapatero (Colegio Leonés).

El choque en Puente Castro medía a dos equipos que se conocen muy bien. Ya se habían visto las caras en pretemporada y en la primera vuelta, así que Júpiter y La Bañeza conocían muy bien los puntos fuertes y débiles de ambos conjuntos y pelearon por neutralizar los primeros y tratar de aprovecharse de los segundos.

Apenas hubo ocasiones en el primer acto. Los dos conjuntos buscaron llevar el partido a su terreno, al ritmo que les interesaba. El centro del campo se convirtió en el principal campo de batalla del encuentro en el que las ocasiones apenas hicieron acto de presencia.

Los acercamientos con peligro se contaron con los dedos de una mano. El buen trabajo en la medular de los morados impidió que el Júpiter practicara su habitual fútbol y que Romagnoli, conductor del peligro capitalino, apenas tocara el balón con ventaja en toda la primera mitad.

En la segunda mitad, el partido se abrió algo más, ya que ambos equipos pretendían los tres puntos. Pese a ello, las ocasiones tampoco fueron cuantiosas ni claras. Christian, con un disparo desde la frontal, y Guiller, tuvieron las más clara para La Bañeza.

El partido concluyó sin goles, con pocas ocasiones y con la sensación de que ambos veían con buenos ojos el punto que habían conseguido en Puente Castro.