Copa de Regiones UEFA

Castilla y León, a la fase final tras victoria muy sufrida ante Lviv

Castilla y León, a la fase final tras victoria muy sufrida ante Lviv

El equipo regional logra pleno de victorias en un torneo intermedio en el que demostró ser mejor equipo que Finlandia, Azerbaiyán y los anfitriones

J. LÓPEZLviv (Ucrania)

Los leones de Leopolis hoy no lo fueron tanto. No pudieron defender su ciudad, como reza la leyenda, ante una Castilla y León que sacó su casta, su fuerza, su inteligencia a relucir sobre el césped del SKIF Stadium de Lviv, en Ucrania, ante la presión de unos 1.500 incondicionales. Quizás, gracias a ese detalle y ante la necesidad de ganar sí o sí, los futbolistas dirigidos por Mario Sánchez rugieron más que nunca, en un encuentro muy físico, muy complicado, en el que los anfitriones jugaron con el resultado, pues les valía el empate.

0 Lviv (Ucrania)

Burmas, Mykhalchuk, Tanechynk, Shandra, Boiko, Tsyupka, Dziurakh, Kit-Kopyliak (Fostakovskyi, 68'), Temirov (Senyshyn, 71')), Yuskevych, Maiovetskyi (Maletskyi, 81')

1 Castilla y León

Carmona, Adrián Pérez, 'Charly', Taranilla (Javi Amor, 71'), Roberto G. Puente, Jorge Rodríguez (Ángel de la Iglesia, 65'), Carlos Alonso 'Zazu' (c), Dani Burgos, Juanan, Ruba (Dani Martínez, 90') y Álvaro Coque

GOL
0-1, min. 72, De La Iglesia
ÁRBITRO
Joao Capela (Portugal). Amonestó a Ángel de la Iglesia por Castilla y León y a Dziurakh, Boiko, que fue expulsado por doble amarilla, y Tsyupka por Lviv

Al compás de la música de la charanga ucraniana, el equipo, en mayúsculas, ganó un partido con oficio, dominando de principio a fin, y de nuevo con un resultado que se quedó corto. Tras lograr pleno de victorias en una fase intermedia en el que demostró ser mejor que la Región Oeste de Finlandia, Ugur (Azerbaiyán) y los anfitriones, Castilla y León, la ronda final del próximo verano espera ya este equipo, que hoy avisó a toda Europa de sus posibilidades y del reto que afronta por delante. A pesar del trabajo de equipo, el protagonista hoy fue, por su gol, el delantero de la UD Santa Marta Ángel de la Iglesia Lerma. Cinco minutos sobre el campo le bastaron para anotar su gol en una jugada idéntica a las muchas de las que disfrutaron.

El guion del encuentro fue como los anteriores. A los tres minutos de juego una llegada por banda izquierda de Adrián acabó en un centro al segundo palo que remató desviado Coque en buena posición. Posteriormente fue Zazu, tras una dejada atrás de Puente, que acabó en corner. Ellos, empujados por los más de 1.500 aficionados que asistieron al SKIF Stadium también tuvieron la suya en un mal entendimiento en el área que desbarató Carmona.

Los ucranianos apretaban, pero no daban gran sensación de peligro. Algo que sí sucedía en la portería contraria, con otra llegada de Juanan que se fue por encima del larguero de Lviv. Mediada la primera mitad un gran pase de Jorge en largo para Ruba acabó con el centro de éste y golpeó de Puente en difícil posición. Pero se marchó por un lateral. Repitió el berciano a los dos minutos con un escorzo de cabeza y otro lanzamiento de Adrián de lejos.

Otro malentendido entre un central ucraniano y su portero permitió a Ruba plantarse de espaldas a la portería, pero sin poder finalizar. Lo intentó de nuevo Puente antes del descanso con regate en velocidad pero el esférico se fue de fondo. Se sucedían las llegadas, pero sin botín. Y así se alcanzó el descanso

La reanudación fue un calco. Otra vez llegadas por banda de Ruba y centros al área. Una de ellas fue perfectamente rematada por Puente, pero a las manos del guardameta. Faltaba culminar alguna de ellas.

Dominio abrumador de Castilla y León

La segunda parte fue un monólogo, con un equipo ucraniano al que le valía el empate y que decidió encerrarse atrás, con alguna salida por robo de balón pero sin generar peligro. El partido cambió con la expulsión de Boiko por doble tarjeta amarilla, en una falta lateral sobre Coque. El dominio se hizo más abrumador y el bloque ucraniano ensució ligeramente el choque con continuas faltas, varias tarjetas amarillas y pérdidas de tiempo. Aún así Temirov tuvo una ocasión de cabeza en la portería de Carmona que se fue desviado y Tsyupka se quedó solo pero cruzó en demasía el balón.

A partir de ese momento el juego ya transcurría unicamente en el área ucraniana. Coque saltó más que nadie para cabecear un corner. Fue el preludio de una jugada que allanó el camino para el combinado regional. Ruba centra desde la izquierda y Ángel de la Iglesia, delantero de la UD Santa Marta que acababa de entrar, empuja el esférico a las redes. Todo el banquillo saltó y el estadio se enmudeció.

Taranilla tuvo que ser sustituido lesionado por Javi Amor, que provocó una falta junto a la línea del área cuando restaba un cuarto de hora. El propio extremo leonés lanzó a las manos del portero. Fue el jugador más incisivo en el tramo final, que concluyó no sin sufrimiento.

Fin a un torneo en el que el estadio cantó de forma espectacular a 'capella' el himno nacional ucraniano, con una afición que no dejó de animar a su equipo; y a los desplazados desde Castilla y León, que tampoco callaron ante el empuje amarillo. Por unos minutos, los 4.500 leones de Leopolis fueron amansados por el combinado regional de un lugar de España llamada Castilla y León, cuyo fútbol ya se ha hecho un nombre en Europa y que acudirá a una fase final por tercera vez, la segunda consecutiva.

Contenido Patrocinado

Fotos