https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png

El Registro Mercantil cierra la actividad de la Cultural de forma provisional

Ignacio Álvarez, consejero delegado de la Cultural./
Ignacio Álvarez, consejero delegado de la Cultural.

Es una situación poco habitual pero no excesivamente grave que se solucionaría con la presentación de las cuentas y requerimientos solicitados

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Temor entre la afición culturalista con la noticia del cierre provisional de la actividad de la Cultural y Deportiva Leonesa por parte del Registro Mercantil de León, notificado en su boletín del pasado 19 de junio.

Esta situación, anómala, recordaba a épocas peores en el ámbito administrativo del club, pero poco tiene que ver con ello.

Pese a ser una situación extraña y constitutiva de sanción, la solución de la Cultural para cerrar este episodio es muy sencilla.

Este escenario se abre por la no presentación del impuesto de sociedades durante tres ejercicios, algo que parece muy extraño, o porque exista algún tipo de deuda cuyo abono se haya solicitado sin respuesta efectiva por parte del club, según fuentes jurídicas consultadas por leonoticias, por lo que el Registro Mercantil ha optado por esta medida.

El primer mensaje de estas fuentes jurídicas es de tranquilidad, ya que «esto no significa la disolución del club», pero sí señalan que las consecuencias son que la Cultural no podrá pedir créditos, subvenciones ni hace cambios en su consejo de administración hasta que no solvente esta situación.

Para disputar la Segunda División B tampoco influye, ya que el club podría seguir compitiendo y ya pasó por esta misma situación en 2012, pudiendo jugar y desarrollar su labor deportiva con total normalidad. Pero, en un hipotético caso de ascenso a Segunda, si esta situación siguiera sin resolverse, impediría al club entrar en el fútbol profesional.

«Es algo subsanable», insisten las fuentes jurídicas consultadas por leonoticias, que insisten en la extrañeza de que esta situación se produzca en una empresa con actividad, como la Cultural, y más aún «después de haber estado el año pasado en la La Liga».

Estas mismas fuentes también apuntan a la posibilidad de que este escenario sea consecuencia de un error administrativo del asesor del club y que es «un aviso, una tarjeta amarilla» de Hacienda a la Cultural.