https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png

El orgullo en juego: Cultural-Ponferradina, la madre de todos los derbis

Último derbi disputado en el Reino de León./
Último derbi disputado en el Reino de León.

Un abarrotado Reino de León acogerá un igualado duelo provincial entre capitalinos y bercianos en el que los dos equipos pugnarán por no descolgarse de la lucha por el playoff de ascenso

RUBÉN FARIÑASLeón

«Orgullo de mi tierra, bandera de León». «Luchad, blanquiazules, por honrar nuestra región». Ambos versos forman parte de los himnos de dos eternos rivales, dos entidades deportivas cuyo espíritu trasciende más allá de un grupo de futbolistas y un balón de por medio.

El honor, el orgullo y el futuro de ambos equipos está en juego y sus aficiones lo saben. Ahora será el turno de que los jugadores honren el escudo y dejen un espectáculo sobre el césped digno de esta provincia.

La Cultural y Deportiva Leonesa y la Sociedad Deportiva Ponferradina se miden en un nuevo derbi leonés en busca del supremacismo futbolístico de la provincia. Desde las 18:00 horas, el balón empezará a rodar en un Reino de León que rozará el lleno para vivir dos años después esta cita que en lo ambiental tiene garantizado el espectáculo.

Alrededor de 1.500 aficionados bercianos cruzarán el Manzanal para pasar el día en la capital leonesa y disfrutar de una jornada que debe ser una fiesta, con seguidores de ambos equipos compartiendo bares, calles y, ya en esta época, alguna que otra limonada. A ellos se sumarán más de 10.000 culturalistas que acudirán al estadio para dejarse la garganta y llevar en volandas a los suyos.

La Cultural a recuperar sensaciones

En el plano deportivo, ambas escuadras llegan separadas por solo un punto en la clasifación, con la Cultural ocupando el cuarto puesto y la Ponferradina en quinta posición. Eso sí, las sensaciones parecen encontradas tras la última jornada, en la que los capitalinos cedieron el liderato en un mal partido y los deportivistas golearon en el Toralín.

José Manuel Aira contará con la única baja de Dioni Villalba, que estará un mes en el dique seco, una vez recuperados el resto de jugadores que arrastraban problemas físicos, entre ellos el otro delantero, Aridane.

Los leoneses buscan agarrarse al Reino de León, donde no pierden desde septiembre, para recuperar su mejor juego y olvidar el cortocircuito sufrido en Fuenlabrada, donde no generaron fútbol ofensivo. Eso sí, antes de ese tropiezo, el equipo había logrado sumar diez jornadas sin conocer la derrota y había registrado su mejor racha de la temporada.

La Ponferradina... ¿sin Yuri?

También tiene problemas para confeccionar su delantera el entrenador de la Ponferradina. Yuri, que viajará a León, comenzará el partido desde el banquillo, salvo que Jon Pérez Bolo opte por arriesgar con su pichichi.

La Deportiva parece haber recuperado su mejor juego en los tres últimos partidos, donde ha logrado importantes puntos ante Castilla, Atlético B y Unionistas. Eso sí, en el debe de los bercianos sigue estando los partidos a domicilio, donde no ha ganado en todo el 2019.

Y es que los blanquiazules han carecido de gol como visitante y no han sido pocas las ocasiones en las que no han logrado ver puerta cuando juegan lejos del Toralín.

Un derbi igualado

Los duelos provinciales del Reino de León cuentan con un balance bastante igualado en Segunda División B. La Cultural se ha impuesto en siete ocasiones y la Ponferradina logró el triunfo seis veces; las otras cuatro, el partido terminó en empate.

Ambos entrenadores son conscientes de la rivalidad, aunque han asegurado que no saldrán de su planteamiento. Se espera un duelo en el que los blancos lleven el control del balón y los deportivistas se mantengan como un bloque sólido en busca de sorprender a la zaga culturalista.

Serán 90 minutos de intensidad, de calor en las gradas y de fútbol en estado puro entre dos rivales con viejas disputas que disputarán un partido donde la tensión no debe salir del césped y ambas aficiones puedan compartir el orgullo de ser bercianos y leoneses.