https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png
Segunda B

La Cultural se da un festín y muestra su nueva cara contragolpeadora

Sergio Marcos y Kawaya celebran el primer gol. / Peio García

El conjunto leonés hizo gala de su verticalidad y su letalidad con espacios, ahogando a un Bilbao Athletic precipitado con la presión alta | Kawaya, Luque, Dioni y Gudiño, en el primer balón que tocaba, fueron los goleadores

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El Reino de León echaba de menos una tarde así. Un día para disfrutar de verdad, de un partido ganado con holgura, de una victoria contundente. Y llegó, con dos de las señas de identidad que quiere implementar José Manuel Aira: el contraataque y la presión asfixiante en campo rival. La Cultural batió al Bilbao Athletic por un claro 5-2.

5 Cultural

Leandro; Aitor Fernández, Iván González, Virgil, Castañeda; Alfonso (Éric Montes, min. 61), Luque, Sergio Marcos; Kawaya (Gudiño, min. 58), Pichín, Dioni (Sergio Benito, min. 83)

2 Bilbao Athletic

Ezkieta; Sillero, Murúa (Areso, min. 57), Vivian, Jon Rojo; Vencedor, Sancet, Córdoba, San Bartolomé; Morcillo, Zárraga (Artola, min. 65)

GOLES
1-0, min. 17, Kawaya. 1-1, min. 32, Sancet. 2-1, min. 35, Luque. 3-1, min. 55, Dioni. 4-1, min. 59, Gudiño. 5-1, min. 78, Dioni de penalti. 5-2, min. 85, Sancet
ÁRBITRO
Ruiz Álvarez (Colegio Asturiano). Mostró amarilla a Iván González y a Alfonso por parte de la Cultural y a Sancet por parte del Bilbao Athletic
INCIDENCIAS
Reino de León. 5.260 especatadores

Un rival de entidad visitaba el Reino de León con la necesidad de ganar después de los dos empates de las primeras jornadas. Urgencias las justas en la Cultural, pero no lograr los tres puntos sería un duro revés para los de Aira. Por ello, y conocedores del potencial del Bilbao Athletic, los leoneses quisieron intimidar desde el inicio.

Una ocasión de Luque a centro desde la banda y otra de Pichín, con un disparo desde la frontal, fueron la carta de presentación de una Cultural que, uniendo al cántabro con Sergio Marcos y Alfonso en la medular, buscó más control y paciencia para descoser al filial bilbaíno. El dominio del choque era blanco, pero con dos equipos valientes y líneas adelantadas sin balón, cualquier error podría ser fatal.

Los huecos en la defensa del Bilbao Athletic eran tan importantes como las dificultades, por momentos, de la Cultural para sacar la pelota. La velocidad de Pichín y la potencia de Kawaya eran dos factores que podían ser determinantes en un partido en el que la primera gran ocasión fue rojiblanca: Zárraga envió un centro raso que Morcillo remató e Iván González, lanzándose al suelo, desvió.

Kawayazo en el Reino de León

Acto seguido, llegó el gol de la Cultural. Kawaya salió en velocidad, haciendo alarde de potencia y técnica para hacer levantarse a la grada del Reino de León. Un recorte hacia adentro y un disparo ajustado y potente fueron la finalización de esta jugada que puso el 1-0 en el marcador. Por primera vez en la temporada, los de Aira se ponían por delante en el marcador.

Así lo vivimos

Con este tanto, mejoró el cuadro leonés. Las recuperaciones en campo rival dieron mucha vida al ataque culturalista, con una clarísima ocasión de Pichín tras pase de Dioni que el extremo cruzó en exceso. Pero, en estos minutos, los mejores de la Cultural, llegó el empate bilbaíno. Otra vez Zárraga, por la banda izquierda leonesa, logró crear peligro con un centro raso que llegó a Sancet. El talentoso mediocentro controló, se hizo hueco y definió con un disparo potente que batió a Leandro.

No se vino abajo la Cultural, al revés, reaccionó de forma fugaz. Kawaya puso un centro al corazón del área que remató Dioni en plancha. Ezkieta logró repeler el testarazo, que cayó en los pies de Julián Luque que, a puerta vacía, no falló para poner de nuevo a los leoneses por delante.

En los minutos finales de la primera mitad, no hubo grandes ocasiones, si bien es cierto que la zaga rojiblanca temblaba cada vez que Kawaya tenía la pelota. El belga había sido lo más destacado de la primera mitad y había participado en los dos goles.

Las contras 'matan' el partido

En la reanudación, el Bilbao Athletic trató de apretar a los leoneses. Los de Etxberría, en busca de una Cultural que no entrara con la tensión requerida tras el descanso, pusieron intensidad y dispusieron de alguna jugada a balón parado para buscar el empate.

Pero esta nueva Cultural es letal. El ida y vuelta, el contraataque y el poder correr los espacios son su coto de caza favorito. Y el ímpetu bilbaíno lo permitía. Así montó una contra comandada por Julián Luque que acabó con un pase a Dioni que, en el segundo palo, definió sin problema ante Ezkieta para poner el 3-1.

Justo tras el gol, fue sustituido Kawaya, que había sufrido un mal apoyo y, tras probarse, decidió no continuar. Entró en su lugar, y debutó, el argentino Gudiño, que lo hizo de forma brillante. En su primera intervención, en un robo en campo contrario de la Cultural ante un filial rojiblanco desordenado, Sergio Marcos vio en buena posición al argentin que, con dos toques, se hizo hueco y definió ante Ezkieta. Gol en su primera acción como culturalista.

Final de partido tranquilo... por fin

Era momento para cambios, dar descanso y oportunidades. Debutó Éric Montes en el mediocentro en unos minutos donde la Cultural podía hacer mucha sangre. Con el apetito muy afinado y unos contrataques fulgurantes, un Bilbao Athletic muy partido en la medular favorecía este tipo de jugadas.

Los últimos minutos fueron más tranquilos. El Bilbao Athletic trató de maquillar el marcador, de no irse con un resultado tan adverso para la capital vizcaína. Por su parte, la Cultural, utilizando de nuevo el contraataque, no renunció a marcar más goles y dar un premio mayor a su afición.

Kawaya era el gran ídolo de la afición, pero Gudiño se propuso hacerle competencia. Con una gran acciión por banda, yéndose con un caño de Rojo, puso un centro para Pichín que, tras quedarse solo ante Ezkieta, provocó penalti por mano. Dioni, desde los once metros, puso el 5-1.

Sancet, con un golazo desde la frontal que se coló por la escuadra, puso el broche al partido que acabó con el primer triunfo de la Cultural, de forma holgada y le quita muchas piedras a la mochila de la presión leonesa.