https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png
Segunda B

La Cultural muestra la versión deseada

Antonio Martínez, en un lance del partido. / Peio García

El conjunto leonés, en el mejor partido del curso, supera con autoridad al Ínter de Madrid en un choque en el que mostraron la cara que todo el culturalismo esperaba

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

No valía con ganar. Había que gustar, agradar, encantar. Volver a recuperar esa esencia, esa seña de identidad que asombró a la Segunda B hace dos años, que gustó pero no bastó para salvarse en Segunda y que esta temporada aún no se había visto.

3 Cultural

Palatsí; Bernal, Nicho, Iván González; Saúl (Vicente, min. 65), Martínez, Sergio Marcos; Zelu, Capilla (Mancebo, min. 73), Hugo Rodríguez; Aridane (Samu Delgado, min. 79)

1 Ínter de Madrid

André; Robles, Moyano, Almeyda, Herrero (Aitor Núñez, min. 72); Pina, Muñiz (Tamayo, min. 63); Calderón (Cedrick, min. 78), Ramos, Alfonso; Rufo

GOLES
1-0, min. 24, Aridane. 2-0, min. 46, Hugo Rodríguez de penalti. 3-0, min. 87, Samu Delgado. 3-1, min. 89, Rubén Ramos
ÁRBITRO
Eiriz Mata (Colegio Gallego). Mostró amarilla a Sergio Marcos y a Saúl por parte de la Cultural y a Herrero y a Pina por parte del Ínter

Reacciones

La Cultural ganó y agradó. Los leoneses se impusieron 3-1 al Ínter de Madrid en un partido de gran nivel de los leoneses, en el que demostraron, por primera vez en la temporada, que esa vitola de equipo a batir del Grupo I de la Segunda B es adecuada para ellos.

En la previa del partido se hablaba del Ínter como un equipo con buen trato de balón, que busca dominar a través de la posesión y que genera mucho peligro de esta manera. Es decir, un equipo que se asemeja a lo que pretende ser la Cultural y totalmente distinto a lo visto hasta ahora en el Reino, con rivales encerrados y con plantemientos defensivos que complicaban la existencia a los leoneses.

Algo diferente se esperaba en el Reino y así fue por ambas partes. El Ínter salió ambicioso, con una presión alta ante una Cultural que dominó el choque a través de la posesión con una primera parte que pasó a estar entre lo mejor de lo que va de temporada.

Sergio Marcos y las bandas, pasaportes al peligro

Con las bandas como protagonistas junto con el balón y una circulación más fluida y rápida comandada por Sergio Marcos, la Cultural creció con el paso de los minutos y, tras un inicio en el que el mando del choque estaba peleado, este paso a ser indiscutiblemente de los de Víctor Cea.

Zelu y Saúl fueron los primeros en acercarse al marco de André, con dos disparos que originaron los primeros 'uy' en la grada. La Cultural era mucho más reconocible, se acercaba a ese equipo con el que sueña la grada del Reino de León y en el que tanto Zelu como Hugo Rodríguez tenían mucha presencia.

Aridane abre el marcador

Con posesiones largas y paciencia, los leoneses rondaban un gol que llegó superado el ecuador de la primera mitad. Sergio Marcos, en la primera ocasión en la que estaba libre de marca, envió un preciso centro desde el pico del área al segundo palo donde Aridane, genio a la hora de ganar la posición, remató sin oposición con la pierna izquierda para adelantar a los leoneses.

El Ínter trató de reaccionar adelantando líneas, ejerciendo más presión en la salida del balón culturalista y tratando de tener más posesión. Esto originó más espacios que Hugo Rodríguez y Zelu, dos velocistas en banda, trataban de aprovechar. En una de esas ocasiones, Eneko Capilla recogió un rechace, recortó a su par y disparó, balón que tocó un defensa madrileño, cambiando la trayectoria del chut y obligando a reaccionar casi de forma milagrosa a André que, con el pie, evitó el 2-0.

Lo cierto es que el Ínter crecía y en los últimos minutos de la primera mitad llegó el mejor momento de los madrileños, que apenas tuvieron dos ocasiones con sendos disparos de Rufo que inquietaron a los culturalistas, algo que no empañó la buena primera mitad de los de Víctor Cea.

Así cantó los goles Carlos García de Cope León

Sentencia en la reanudación

La segunda mitad no pudo comenzar mejor para la Cultural. A los 17 segundos,Zelu era objeto de un penalti por agarrón que Hugo Rodríguez, con total tranquilidad, transformó mandando su disparo a la escuadra izquierda de André, poniendo así el 2-0 en el marcador.

El partido entró en una fase de control total por parte de la Cultural, en la que pasaba muy poco en el campo leonés, mientras que alguna ocasión se sucedía en las inmediaciones del área madrileña. Zelu, con un disparo raso y ajustado, estuvo a punto de poner el tercero.

Era un día de buenas noticias, ya que el Ínter no encontraba la manera de hacer daño a una Cultural que estaba viviendo, quizá, su mejor tarde del curso. Todo esto solo lo podía mejorar el debut de Vicente Romero, ya recuperado de su lesión, que tendría 25 minutos para estrenarse con el cuadro leonés.

Tarde soñada

Solo Alfonso, muy activo tras la salida de Saúl, que le había neutralizado, generó algo de inquietud en el área leonesa, con llegadas y diagonales hacia dentro que pusieron en ciertos aprietos a la zaga leonesa. Eran pequeños debes de una Cultural que estaba rayando a un gran nivel en una tarde en la que la grada estaba, por fin, disfrutado con su equipo.

Hubo minutos también para Samu Delgado, desaparecido en las últimas jornadas. Si Víctor Cea había dibujado una tarde ideal para él, poco diferiría de la que se ha producido en el Reino de León, donde ha podido dar minutos tanto al conquense como a Vicente Romero, ha ganado con sobriedad y el equipo ha agradado a una afición que pedía algo más que ganar.

Samu Delgado puso la puntilla a esta gran tarde. En una sensacional jugada personal, en la que recortó a su par, definió ante André con un certero disparo que le sirvió como reivindicación y para ganar confianza en un inicio de temporada difícil para él.

Un gol de Rubén Ramos, en el tramo final, empañó levemente una gran victoria con grandes sensaciones. La Cultural vuelve a asustar y recupera el cetro de equipo a batir del grupo. Aún quedan escalones que subir para estar en lo alto de la tabla, meta a la que aspiran los de Víctor Cea, pero el paso dado ante el Ínter es una declaración de intenciones y una clara muestra de mejoría.

 

Fotos