https://static.leonoticias.com/www/www/multimedia/201807/20/media/cultural1040x80-kw8C-U40211490159tk-1040x80@Leonoticias.png

La Cultural no es capaz de alcanzar la tranquilidad

Emi Buendía se lamenta de una ocasión errada./Peio García
Emi Buendía se lamenta de una ocasión errada. / Peio García

El conjunto leonés empata ante el Lugo después de que los gallegos, en el minuto 81, neutralizaran el tanto inicial de David García y privan a los leoneses de dar un paso de gigante hacia la permanencia

DANI GONZÁLEZ

Podían agarrar la tranquilidad, pero se quedaron cerca de conseguirla. La Cultural logró sumar un punto ante el Lugo (1-1) después de que Cristian Herrera, en el rechace del penalti que él mismo lanzó, neutralizara el tanto de David García. Los de Rubén de la Barrera podían dar un paso casi definitivo hacia la permanencia, pero se quedaron a medias.

Dos equipos que aman y necesitan el balón se medían sobre el césped del Reino de León. No cabía duda de que la clave del partido, el 'quid' de la cuestión, era ver quien monopolizaba la pelota. En los primeros minutos fue el Lugo quien tuvo la posesión, quien impuso su ritmo y quien merodeaba el gol.

1 Cultural

Palatsí; Bastos, David García, Iván González, Ángel; Sergio Marcos (Yeray, min. 75), Mario Ortiz (Samu Delgado, min. 87); Buendía, Señé, Antonio Martínez (Moutinho, min. 66); Rodri

1 Lugo

Roberto; Lemos, Josete (Iriome, min. 33), José Carlos, Luis Ruiz; Pita, Seoane, Azeez; Sergio Gil (Campillo, min. 62), Jaime Romero (Cristian Herrera, min. 74), Escriche

goles
1-0, min. 19, David García. 1-1, min. 81, Cristian Herrera
ÁRBITRO
Pulido Santana (Colegio Canario). Mostró amarilla a Bastos, Salvador y a Ángel por parte de la Cultural y a Escriche, Pita, Campillo y a Azeez por parte del Lugo
INCIDENCIAS
Reino de León. 9.331 espectadores

Sergio Gil, con una volea que se fue rozando el larguero y, Escriche, con un remate a la media vuelta tras un gran pase de Pita, asustaron al Reino de León. Hoy no se podía fallar, hoy ganar suponía meter un pie en la permanencia. En la mente del culturalismo, haciendo un símil con la quiniela, no cabía otra cosa que no fuera el 1.

Lo cierto es que el Lugo sabía como desactivar el peligroso entramado ofensivo culturalista. Una presión alta, con Jaime Romero y Sergio Gil muy atentos a Sergio Marcos y Mario Ortiz, además de tener siempre 'compañía' con Señé propiciaron que los de Rubén de la Barrera apenas pudieran enlazar tres pases. Había un atisbo de cortocircuito.

Reaciones

El partido cambia de contexto

El primer aviso leonés lo dio Antonio Martínez, con un disparo desde la frontal que repelió el veterano Roberto. La situación comenzó a cambiar a raíz de esta ocasión, Señé comenzó a tener más protagonismo, el balón era cada vez más blanco y la incertidumbre en el Reino pasó a ser esperanza.

La Cultural empezaba a ser la Cultural, la de las grandes tardes. Y el gol no tardó en llegar. En una falta lateral, el balón rechazó en la barrera y quedó en los pies de Sergio Marcos. El de Sacedón levantó la vista y, como hiciera, por ejemplo, en Alcorcón, puso un balón 'con música' al segundo palo, donde apareció solo Iván González. El central, repleto de confianza, se 'vistió' de centrocampista para asistir de cabeza a David García, en el otro palo, que empujó el balón a gol. Respiro, grito de alegría y celebración: la salvación está un poco más cerca.

Los jugadores de la Cultural celebran el gol de David García.
Los jugadores de la Cultural celebran el gol de David García. / Peio García

Este tanto empujó a la Cultural y a la grada. Llegaron los mejores minutos de la Cultural en un torrente continuo de fútbol, ataque y ocasiones. Rodri la tuvo, a pase de Bastos, pero cayó en el área, sin que el árbitro señalara penalti. Señé, a centro de Ángel, y David Gacía, en un córner, pudieron doblar la ventaja.

Lo cierto es que el partido pasó a ser un monólogo culturalista, que logró encontrar las 'cosquillas' al Lugo con balones colgados y disparos desde la frontal. El dominio era tal que llegó el primer cambio lucense a la media hora de juego. El origen de la sustitución podía ser un problema físico del central Josete, pero no cabe duda que con la entrada del centrocampista Iriome iba implícito una variación táctica.

Los números

La Cultu no remata el partido

Así fue y la defensa del Lugo, donde ahora 'mandaba' el mediocentro Pita, que pasó al eje de la zaga, dio un paso adelante. Entre la espalda de la defensa y Roberto había mucho espacio, toda una invitación para los balones al hueco de la Cultural. Señé y Buendía tuvieron sendas ocasiones, pero no pudieron 'rematar' la faena antes del descanso.

Al igual que en la primera mitad, el Lugo comenzó dominando el segundo acto. El mandato gallego no fue tan claro como en el arranque del choque, pero lo cierto es que los gallegos llegaban con cierta asiduidad, aunque sin demasiado peligro. Los leoneses estaban logrando contenter a los rojiblancos, estaban logrando que no tuvieran una acción clara de gol. Pero los de Rubén de la Barrera parecían caminar sobre un alambre.

La Cultural tuvo numerosas ocasiones para ampliar su renta.
La Cultural tuvo numerosas ocasiones para ampliar su renta. / Peio García

En ataque, una contra o un balón largo eran los caminos 'blancos' hacia el gol. Un centro de Bastos que remató en el segundo palo Ángel y una cabalgada de Señé que no pudo ser finalizada fueron los avisos leoneses.

La Cultural logró neutralizar levemente este dominio gallego, pero el balón y el dominio del choque estaba muy discutido. Cierto es que los de Rubén de la Barrera lograron que se jugara poco cerca de las áreas.

Empata el Lugo

Con el paso de los minutos, el Lugo se fue arriba. Para ello, Francisco puso dos delanteros sobre el césped, con la entrada de Cristian Herrera lo que, unido al peligro que estaba creando Iriome por el costado de Ángel, podía dar una opción a los gallegos.

Y llegó la ocasión. Iriome ganó la espalda a Ángel, que derribo al jugador rojiblanco. El árbitro señaló penalti. Herrera disparó, Palatsí adivinó su intención y repelió el disparo, pero el rechace quedó en los pies del propio Herrera que empató el choque.

Palatsí detuvo el penalti, pero no pudo intervenir en el rechace.
Palatsí detuvo el penalti, pero no pudo intervenir en el rechace. / Peio García

La Cultural se fue arriba después de este mazazo. En la jugada siguiente, a la salida de un córner, Bastos envió un centro raso que se paseó por el área sin que nadie pudiera rematar.

Los leoneses se fueron hacia arriba. Por qué no otra vez. Con más corazón que juego y cabeza, buscaron balones largos, abusaron de otear dónde estaba Señé y, pese a que hubo ocasiones, la Cultural no logró el gol de la victoria.

La tranquilidad es un bien tan preciado que cuesta mucho conseguirlo. Y la Cultural aún no podrá disfrutar de esa sensación de seguridad, de reposo, de tener los deberes casi hechos. Como viene señalado en el ADN culturalista, tocará sufrir hasta el final.

Contenido Patrocinado

Fotos