https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png
Copa del Rey

Una apática Cultural supera al Navalcarnero (0-2) y está en la segunda ronda de Copa

Los jugadores de la Cultural celebran uno de sus goles./CyDL
Los jugadores de la Cultural celebran uno de sus goles. / CyDL

Dos fogonazos de Aridane y Yeray dan el pase de ronda a los leoneses en un choque en el que fueron incapaces de hilvanar una jugada elaborada

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Que la Cultural tiene una plantilla con inmensa calidad es incuestionable. Pero que al equipo leonés le queda mucho por progresar, evolucionar y mostrar, también. Los de Víctor Cea han vencido 0-2 al Navalcarnero en la primera ronda de Copa del Rey en un partido muy plano y apático de los leoneses en los que solo dos destellos de Aridane y Yeray dieron el billete de segunda ronda copera a los leoneses, que se disputará la próxima semana en el Reino de León ante el Fuenlabrada.

0 CDA Navalcarnero

Héctor; Stevens, Jesús, Álex González, José Antonio; Carlos, Mena (Santano, min. 46); Cifo (Ángel, min. 60), Joaquín (Joya, min. 71), Bermejo; Esnáider

2 Cultural

Palatsí; Saúl, Iván González, Albizua, Bernal; Yeray (Viti, min. 46), Antonio Martínez; Hugo Rodríguez, Señé, Samu Delgado (Eneko Capilla, min. 73); Aridane (Zelu, min. 46)

GOLES
0-1, min. 32, Aridane. 0-2, min. 34, Yeray
ÁRBITRO
Alberola Rojas (Colegio Manchego). Mostró amarilla a Joaquín por parte del Navalcarnero y a Antonio Martínez, Palatsí y a Iván González por parte de la Cultural
INCIDENCIAS
Estadio Mariano González. Primera ronda de la Copa de la Rey.

Más información

Con mucha intensidad, quizá demasiada, el Navalcarnero saltó al césped del Mariano González. De hecho, la primera jugada ya fue polémica. En un ataque de los madrileños, Joaquín dio un golpe en la cara a Iván González que le valió para ser amonestado, aunque desde el banquillo leonés se pidió la expulsión.

Este fue el reflejo de la diferencia entre los dos equipos en la primera media hora de juego. Una Cultural ramplona, incapaz de dar dos pases seguidos y totalmente desdibujada, fue sobrepasada por un Navalcarnero extramotivado, muy móvil y que dominaba a su antojo el partido.

El sistema puesto por Víctor Cea tampoco ayudaba a clarificar ideas. Con un esquema asimétrico, no había lateral izquierdo, puesto que cubrían Antonio Martínez o Hugo Rodríguez, que se turnaban para ocuparse, al completo, del carril inquieto.

Una Cultu irreconocible

Apática, sin alma y sin opciones de inquietar al Navalcarnero. Y lo que más molestaba a la afición de la Cultural: un equipo repleto de calidad que no hacía atisbos, ni siquiera, de brillar. Las pérdidas leonesas eran constantes y el Navalcarnero, con un juego directo y por bandas, llegaba con rapidez y asiduidad al área de Palatsí.

Pese a ello, los madrileños no eran capaces de generar claras ocasiones de gol, pero sí que impedían que la Cultural pudiera jugar cómoda, pese a que se notaba que los de Víctor Cea no habían pasado de la 'segunda marcha'. Un gol anulado por fuera de juego a Álex González y un parón por problemas físicos de un jugador del Navalcarnero en el que Cea aprovechó para reunir a sus jugadores, como si se tratara de un tiempo muerto, fueron el punto de inflexión.

Dos 'fogonazos' valen el pase

Esto animó a la Cultural. O, quizá, fue el gol de Aridane. Un centro de Hugo Rodríguez acabó en la cabeza del canario que puso el 0-1 cuando peor estaba la Cultural. Todos estos condicionantes impulsaron a los leoneses, le dieron la alegría y el ímpetu necesario para maniatar al Navalcarnero.

Acto seguido, y en este estado de euforia culturalista, llegó el 0-2. Yeray cazó un rechace en la frontal y, con un potente disparo al que no pudo reaccionar Héctor, los de Víctor Cea doblaron su ventaja.

A partir de aquí, llegaron multitud de ocasiones culturalistas. Señé y Aridane tuvieron cuatro claras ocasiones para poner el 0-3 con una Cultural muy diferente, presionante arriba y ante un Navalcarnero muy tocado. La última imagen de la primera mitad fue Aridane resintiéndose de unas molestias musculares que acabarían dejándole en el banquillo en la segunda mitad.

Vuelta a las andadas

En la reanudación, la Cultural saltó al césped con dos cambios: Viti y Zelu, que debutaba con la Cultural, entraron por Yeray y Aridane, dejando de 'falso nueve' a Samu Delgado.

La segunda mitad fue un calco de la primera mitad. De nuevo, la Cultural volvió a mostrar su cara más apática y sin juego. Pese a ello, y por destellos individuales, tal y como llegaron los goles, se creaban ocasiones en el área del Navalcarnero. Saúl puso un balón en el área que Hugo Rodríguez, de cabeza, estrelló en el larguero.

Esto eran pequeños oasis en un desierto de juego. Porque la Cultural no era capaz de hilvanar una jugada con paciencia, con toque, con posesión, como es su seña de identidad. A prisas, tratando de tirar de juego directo y conducciones, la Cultural se atascaba, una y otra vez. Lo mejor para los de Víctor Cea era que el Navalcarnero no era capaz de generar ocasiones.

La Cultural no toca el balón

En la única jugada con cierta elaboración de los leoneses, llegó una buena ocasión. El balón llegó a los pies de Saúl que, en una buena posición, envió su disparo fuera.

Pero lo cierto es que el partido era un monólogo de los madrileños, que hacían todo bien hasta que llegaban a las inmediaciones del área, donde no eran capaces de generar ocasiones. Lo lograron en una ocasión, con un disparo peligroso que Palatsí fue capaz de despejar. La Cultural estaba jugando con fuego porque, en vez de defender con la posesión, obligando al Navalcarnero a correr tras la pelota, estaban a merced de los locales.

Las ocasiones madrileñas se multiplicaron en los minutos finales. Volcados en ataque, el Navalcarnero comenzó a crear más ocasiones y más acercamientos, sobre todo a balón parado, momento en el que Palatsí apareció para evitar problemas a una Cultural que estaba haciendo méritos para no pasar de eliminatoria.

Los últimos minutos fueron un constante bombeo de balones al área leonesa por parte de un Navalcarnero que gastaba sus últimas balas ante una Cultural que solo era capaz de tener la pelota por segundos en sus intentos de contraataque.

Con muchas más sombras que luces y muchas lecciones de las que aprender, la Cultural pasa de ronda y se medirá la próxima semana ante el Fuenlabrada en el Reino de León. Los fogonazos de la incuestionable calidad de la plantilla leonesa bastaron para superar una eliminatoria en la que lo mejor fue, sin duda, el resultado.

Contenido Patrocinado

Fotos