https://static.leonoticias.com/www/menu/img/deportes-cultural-desktop.png
Segunda B

Aira: «Hemos tirado 80 minutos y con eso no nos da para tener opciones reales de ascender»

José Manuel Aira./Peio García
José Manuel Aira. / Peio García

El técnico de la Cultural critica la «falta de ambición y de hambre» del equipo para «estar cerca de la victoria» en los partidos a domicilio

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El entrenador de la Cultural y Deportiva Leonesa, José Manuel Aira, se ha mostrado muy crítico con la imagen dada por su equipo en El Plantío pese al empate cosechado in-extremis (2-2).

Aira afirma que han tirado «por la borda» 80 minutos y que sólo «hemos demostrado lo que tenemos durante diez minutos». «Eso no llega para lograr el objetivo, el ascenso, ni para estar cerca de ganar. Hay mucho que reflexionar, mucho que pensar y ver todo lo que nos ha sucedido, que se repite en los partidos lejos de casa. Necesitamos cambiar la dirección para tener opciones reales de ascender», señala.

El entrenador berciano asegura que el primer gol burgalés llegó «en su primera llegada» pero «el 2-0 es justo porque durante la segunda parte hemos estado mal, les hemos dejado correr y tener facilidad para que nos incomodoran». «Era merecido, hasta que reaccionamos y tuvimos pausa y tranquilidad», apunta.

«Falta de hambre y ambición»

En el vestuario, asegura Aira, ha habido un momento de «euforia» por levantar ese 2-0 pero, más en frío, ha habido «reflexión» para percatarse «de lo que hemos dejado escapar». «Soy coherente y no derrotista y miraré la clasificación sólo en la última jornada», añade Aira.

El entrenador de la Cultural también critica la «falta de ambición y de hambre» del equipo en los partidos fuera de casa. «Nos falta creernos que vamos a ganar el partido de verdad, a encerrar al rival, de recuperar pronto el balón. El resto va ligado a eso, a esa regularidad de tener hambre e ilusión por ganar y es algo que nos priva de sacar nuestra mejor versión», explica.

José Manuel Aira lamenta que el equipo ha estado «espeso con el balón, muy lentos» y sólo encontraron cierta «claridad» al final del choque. «Teníamos que tener tranquilidad para pensar en cómo cambiar el signo del partido», concluye.