La Vuelta Ciclista a León tendrá este año dos 'etapas reina'

La Vuelta Ciclista a León contará con dos etapas reina en esta nueva edición./
La Vuelta Ciclista a León contará con dos etapas reina en esta nueva edición.

Serán dos etapas muy diferentes: la primera por el Bierzo y Ancares y la segunda por el Bierzo y Omaña, que garantizan que quien se lleve la victoria final será un ciclista llamado a ser estrella del pelotón internacional

LEONOTICIASLeón

Este año no se podrá hablar en la Vuelta Ciclista a León de 'etapa reina' sino de dos 'reinas'. La vuelta provincial que por trigésimo año pondrá en escena la Diputación Provincial de León -con la organización a cargo de la empresa lacianiega Kiana Sport- ha desvelado el trazado de la tercera y cuarta etapa y es imposible saber cuál de las dos es más dura. Dos jornadas muy diferentes, la primera por el Bierzo y Ancares y la segunda por el Bierzo y Omaña, que garantizan que quien se lleve la victoria final será un ciclista llamado a ser estrella del pelotón internacional.

Se sabía que la ronda leonesa comenzará con una etapa prólogo, una crono nocturna que se disputará el 22 de julio por las calles más céntricas de Astorga; y que las dos primeras etapas, los días 23 y 24 de julio serían una primera etapa para rodadores y velocistas entre San Cristóbal de la Polantera y Veguellina de Órbigo y otra más exigente con salida en Cármenes y llegada a Boca de Huérgano.

'Etapón'

El 25 de julio se disputará la primera jornada de gran montaña, con salida desde Toral de los Vados y llegada al alto de Ancares, en Candín. Una jornada que ya fue decisiva un par de años atrás y que para el director de la ronda leonesa, Javier Fernández «tendrá la dureza de los puertos largos de los Ancares. Una jornada para escaladores que se probarán en Lumeras y tendrán que reservar para la subida al alto de Ancares, muy larga y aún más dura que seguro que va a descartar a muchos de los aspirantes a la victoria final».

Imágenes de la firma de acuerdos con diferentes ayuntamientos.

Puertos puntuables

Una jornada durísima que no podrá presumir de ser la etapa reina sin arriesgarse a que algún aficionado lo discuta porque para el 26 de julio se prepara una penúltima etapa (Molinaseca-Andarraso) que acabará de mover la parra y dejar en ella sólo a los más fuertes.

«Es una etapa muy distinta. Los puertos de esta jornada son cortos pero mucho más duros. Una etapa sin descanso para los ciclistas que concluirá en Andarraso», afirma Javier Fernández hablando de una jornada que batirá un récord en la historia de la Vuelta Ciclista a León porque nunca antes se habían incluido ocho puertos puntuables en el rutómetro de una sola etapa.