La provincia se sube a la bicicleta

Las carreteras leonesas ya están preparadas para acoger la XXX Vuelta a León 'Gran Premio Diputación' que contará con una contrarreloj nocturna por Astorga como prólogo y unirá las etapas para velocistas con jornadas duras dedicadas a grandes escaladores

Vuelta Ciclista a León, en el momento de la presentación. / Sandra Santos
Rubén Fariñas
RUBÉN FARIÑASLeón

La provincia de León ya está preparada para acoger una de las pruebas más importantes del año.

La 'Vuelta a León' echará a rodar este lunes con su espectacular prólogo nocturno en Astorga y tendrá por delante cinco etapas que no dejarán indiferente a los aficionados ni a los corredores.

Serán seis días de ciclismo en estado puro para afrontar la 30 edición de un 'Gran Premio Diputación' que permite cada año disfrutar de toda la diversidad y oferta natural y patrimonial que ofrece la provincia.

«La Vuelta a León se ha convertido en uno de los mejores escaparates para dar a conocer la provincia, aquí y en el extranjero. Por recorridos, duración y calidad de los deportistas, después de la Vuelta a España es la más importante, ha recordado Eduardo Morán, quien invitaba a seguir apostando por ella.

El nuevo presidente de la Diputación de León ha ejercido de anfitrión en la presentación de las diferentes etapas y los maillots que protagonizarán una prueba con la que Eduardo Morán tiene una estrecha relación. «Desde 1990, con Alberto Pérez Ruiz como diputado de Deportes y alcalde de Camponaraya, he hecho seguimiento de ella y he tenido la oportunidad de hacer etapas dentro de la caravana».

Equipos de todo el mundo

El atractivo recorrido, que dará oportunidades a contrarrelojistas, velocistas y escaladores, no ha pasado inadvertido para los principales equipos ciclistas, que este año serán 18 y llegados de diversos lugares de todo el mundo.

El director de la carrera, Javier Fernández explicaba que habrá un equipo de Bostón, otro noruego y uno colombiano afincado en Tarancón, como algunas de las referencias más destacadas que formarán parte de la caravana ciclista en las carreteras leonesas.

Mirando hacia casa, el equipo Diputación de León se presenta con un bloque muy fuerte y con Marcos González como aspirante, 30 años después, a recurar el título para la provincia. Y es que, desde 1990, cuando Fernando Ferrero se impuso, ningún leonés ha logrado el triunfo.

El acto de presentación, celebrado en el Palacio de los Guzmanes, también ha servido de homenaje a Horacio Barrios, por su dedicación a la Vuelta, y a César Fernández Buitrón, que cuentas las ediciones por su seguimiento como periodista.

El recorrido

La primera etapa, que será prólogo, transcurrirá por un circuito urbano en las calles de Astorga. De nuevo la modalidad de contrarreloj nocturna encenderá las luces de la ronda leonesa.

Tras la prueba contra el crono, la primera etapa será llana y conectará San Cristóbal de la Polantera con Veguellina. En total, 112 kilómetros dedicada a corredores aventureros y para el disfrute final de los velocistas.

El terreno empezará a picar el miércoles, entre Cármenes y Boca de Huergano, con tres puertos exigentes que pondrán a prueba las piernas de los ciclistas. Además, habrá un premio especial en la meta volante de Valdeón, donde el primero en pasar se llevará un queso de la zona.

La clasificación se perfilará en la tercera jornada, con salida de Toral de los Vados y llegada al puerto de Ancares. Serán 135 kilómetros de alta montaña, donde se pasarán diferentes picos para una subida final muy dura de 11 kilómetros y un duro desnivel.

La etapa reina será el viernes, entre Molinaseca y Andarraso -Riello-, donde se decidirá el vencedor. Ocho puertos puntuables se postrarán ante los corredores, quienes acabarán en sus piernas con un desnivel acumulado de 2.600 metros.

Todo ello para decidir el corredor que se vestirá de amarillo en Sahagún, donde concluye la última etapa que recorrerá el Sur de León desde La Bañeza.