El italiano Fancellu aguanta y deja virtualmente sentenciada la Vuelta a León

Podio de la Vuelta a León./
Podio de la Vuelta a León.

El chileno Elías Tello supo sacar provecho de su mayor frescura para dar el golpe en la bajada de Castro de la Lomba para llegar en solitario al alto de Andarraso por delante de Yakob Debesay

EFE

El corredor italiano de tan solo 19 años Alessandro Fancellu (Kometa-Fundación Contador) ha aguantado este viernes las últimas dificultades montañosas y ha dejado prácticamente sentenciada su victoria en la XXX Vuelta a León tras la quinta etapa entre Molinaseca y Andarraso.

De inicio ya la primera cota, el Alto de Onamio de tercera categoría, pero con unos 900 últimos metros muy duros puso a prueba las piernas de los corredores, con una primera escapada de diez ciclistas que toman una distancia de casi un minuto sobre el pelotón.

Entre los escapados nombres importantes como el que fuera líder de la carrera Gerard Armillas, Alberto Serrano o Samuel Blanco, logrando diferencias cercanas a los dos minutos antes del alto de Espina de Tremor, aunque la dureza llegaría con el muro de El Trechero, con el Diputación de León imponiendo un duro ritmo.

En Soto y Amió, a 50 kilómetros de meta, empezó a jugarse la suerte de la etapa y también de la Vuelta, dejándose ver el leonés Marcos Serrano que saltó desde el pelotón y se unió a los escapados.

Se decide la etapa

La quinta ascensión del día al Alto de Ariego, con un primer kilómetro con casi un diez por ciento de desnivel, empezó a pasar factura porque también el equipo del líder Alessandro Fancellu (Kometa-Fundación Contador) apretaba el ritmo sin dejar que las diferencias se estirasen.

Después de las tres últimas subidas y bajadas consecutivas, el chileno Elías Tello supo sacar provecho de su mayor frescura para dar el golpe en la bajada de Castro de la Lomba para llegar en solitario al alto de Andarraso por delante de Yakob Debesay (UCI Team).

Incluso al final el líder Fancellu se permitió el lujo de atacar a sus rivales y darle brillo al trabajo de todo su equipo para ampliar su ventaja a 27 segundos sobre Sergio Araiz (Lizarte) y 1:05 sobre el noruego Adne Holter (Dare).

Mañana, sexta y última etapa, la única matinal, entre La Bañeza y Sahagún, de 115 kilómetros totalmente llanos, por lo que, salvo que aparezca el viento, será fácil para el control del líder y su equipo.