Un rival en horas bajas mide la presión del Rodríguez Cleba

Un partido del Rodríguez Cleba./
Un partido del Rodríguez Cleba.

La igualdad en la clasificación no da margen de error al equipo leonés, que tiene que sumar los dos puntos en Valladolid

R.FARIÑASLeón

Llega la hora de la verdad para el Rodríguez Cleba. El equipo leonés no se puede permitir más tropiezos en las seis jornadas que restan si quiere aspirar a la fase de ascenso.

Las chicas de Guillermo Tarrazo visitan este sábado, desde las 18:30 horas, a un rival venido a menos en las últimas jornadas y que se ha descolgado de la lucha por los primeros puestos como el Hand Vall.

El Pabellón de la Rondilla pondrá en juego la presión de las leonesas, a las que sólo les vale conseguir los dos puntos y romper con la tendencia de la temporada, en el que siempre han tropezado en enfrentamientos directos.

El regreso de Patri Cabello aportará empaque a la zona central del equipo y permitirá tener un recambio más para afrontar la fase decesiva de la Liga.

El conjunto vallisoletano, que ocupa el séptimo puesto, se ha dejado en las últimas jornadas sus opciones de luchar por el ascenso. Con cinco derrotas en seis partidos, la escuadra cuyo puntal es Alba Herranz se ha caído del grupo de cabeza.

En la primera vuelta, el Rodríguez Cleba ya sufrió y se dejó un punto (21-21) ante el Hand Vall.