DH Plata

El Cleba se complica la vida

Las jugadoras del Rodríguez Cleba, en una imagen de archiva./Peio García
Las jugadoras del Rodríguez Cleba, en una imagen de archiva. / Peio García

Las leonesas caen con rotundidad ante Rodavigo y el liderato se pone mucho más difícil tras este tropiezo

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El Rodríguez Cleba se ha puesto la zancadilla a sí mismo. El conjunto leonés ha caído en casa ante Rodavigo, su 'bestia negra' esta temporada ya que ha derrotado en la ida y en la vuelta a las de Tarrazo, por un contundente 22-28.

22 Rodríguez Cleba

Seco (p), De Garnica (3), Diez (1), Marina, Estrada (3), Algorri (4), Andrés, Vara (2), Espinosa, Villoslada (p), Viñuela (6), Rosinos, Delgado, Cabello (3)

28 Rodavigo

Vázquez, Senra (1), Carril, Sara González, Pexegueiro (4), Fervenza, Marta (7), Ayude, Patiño (8), Cecilia, Alfaya (2), Franco (5), Goretti (1), Pérez

PARCIALES
1-2, 3-2, 5-5, 5-7, 7-10, 12-14 (descanso), 12-16, 13-19, 16-22, 18-23, 21-25, 22-28 (final)
ÁRBITROS
Flores Gómez y Pérez González. Excluyeron a De Garnica por parte del Rodríguez Cleba y a Goretti (2), Patiño y a Marta por parte del Rodavigo

Desde el inicio del partido, las locales pudieron comprobar que no iba a ser un partido sencillo. Rodavigo apenas dejó correr al Cleba y el ataque posicional estaba muy atascado. En los primeros minutos, el juego con el pivote solucionó esta faceta.

Pese a todo, las leonesas se pusieron por delante, logrando una ventaja de dos goles (5-3). Pero esto fue un punto de inflexión, porque Rodavigo tomó la ventaja tras un parcial 0-5 en el que Cleba estuvo casi minutos sin anotar, y no soltó la cabecera en el marcador nunca más.

Reaccionó el conjunto capitalino, que llegó a colocarse a un gol, pero de nuevo Rodavigo se alejó hasta los cuatro, dejando la renta al descanso en dos tantos. Había vida para el Rodríguez Cleba.

Pero en el inicio de la segunda mitad, el Cleba volvió a hacerse la zancadilla. La defensa

Por contra, el arranque leonés tras el descanso en ataque fue pírrico, con un gol en once minutos. Las de Tarrazo estaban chocando contra una sólida muralla gallega.

Rodavigo logró su máxima ventaja, siete goles, tras un parcial de 0-4. Sólo una machada podía salvar al Cleba, que fue recortando poco a poco la diferencia, pero insuficiente para dejar los puntos en León.

Temas

Cleba