DH Plata

El Cleba de las dos caras supera a Gijón

Valentina Estrada, en una acción del partido./Peio García
Valentina Estrada, en una acción del partido. / Peio García

El conjunto leonés, tras una primera parte pobre a nivel defensivo, mejora notablemente en la segunda mitad para sumar un triunfo, incluso, cómodo

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Como si de una cinta de cassette se tratara, el Rodríguez Cleba ha mostrado este sábado una doble cara. La primera, endeble en defensa y cumplidora en ataque, no fue capaz de superar al BM Gijón, al que arrasó en la segunda con más fortaleza defensiva y rematando al contraataque.

Las chicas de Guillermo Tarrazo siguen de lleno en la pelea por el liderato tras vencer 28-26 a BM Gijón en un choque con dos partes muy diferencias.

28 Rodríguez Cleba

Seco (p); De Garnica (4), Diez (2), Marina González (7), Villafañe, Estrada (1), Algorri, Gallego, Vara (2), Espinosa (5), Villoslada (ps), Viñuela (6), Lorenzo, Roldán (1)

26 BM Gijón

Blanca Pérez, Parajón (3), Costales (1), Gutiérrez (6), Rivas (2), Paula Rodríguez, Vallina (4), Alonso, Ruiz, Martínez, Gallego, Capelastegui (9), Moronfolu (1)

PARCIALES
2-3, 3-6, 5-9, 7-10, 9-14, 12-14 (descanso), 15-15, 16-17, 20-19, 24-20, 27-21, 28-26 (final)
ÁRBITROs
Soto Rodríguez y Vela Rodríguez. Excluyeron a De Garnica (2) por parte del Rodríguez Cleba y a Parajón por parte del BM Gijón

Comenzó trabado el Cleba, no sabiendo detener el ataque asturiano liderado por Elena Capelastegui. El conjunto visitante se puso por delante desde el inicio y, con confianza, lograron un gran acierto de cara a gol.

La defensa leonesa se veía desbordada y en ataque más presionada de lo normal ante la infabilidad de las gijonesas. Pero lo cierto es que la desventaja crecía hasta los cuatro goles, llegando a seis en el tramo final de la primera mitad.

Reacción antes del descanso

Con esta situación, llegó la reacción de las de Tarrazo. Una losa de seis goles sería muy pesada para remontar en la segunda mitad, así que el Cleba, en los últimos seis minutos de la primera parte, consiguieron un parcial 4-0 que las metió en partido.

Fue el principio de la victoria, el primer ladrillo para edificar el triunfo que se consolidaría en la segunda mitad. La tendencia al alza de las capitalinas se confirmó en el segundo acto, con un 2-0 de salida que sirvió para igualar el choque.

La defensa marca el camino

Una pequeña tregua de cinco minutos, un impás a las hostilidades entre ambos equipos dio aire al Cleba y a Gijón, que estuvieron cinco minutos sin anotar.

Fue un pequeño paso atrás para coger impulso, ya que el cuadro leonés consiguió romper la igualdad para ponerse con una renta de dos goles que impulsó a las de Tarrazo hacia el triunfo.

La defensa funcionaba, los goles al contraataque, esencia del Cleba, llegaban y el marcador ya era favorable a las locales. Hasta seis goles de renta tuvieron las de Tarrazo que, en el tramo final, con la exclusión de De Garnica y el arreón final de las asturianas, se quedó en sólo dos tantos.

Temas

Cleba