LF2

Talento argentino para poner la guinda la proyecto del Hijolusa

Andrea Boquete y Julieta Mungo, en el centro, junto a los gerentes de Patatas Hijolusa. / S. Santos

La contrastada Andrea Boquete y la joven Julieta Mungo son las dos últimas incorporaciones del equipo para aportar su versatilidad y su tiro exterior | Bea Pacheco, entrenadora del cuadro leonés, reconoce que el objetivo es «estar en la fase de ascenso» pero para ello «hay dar muchos más pasos antes»

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Dos nuevas piezas para un proyecto ilusionante. El Patatas Hijolusa, con seis fichajes y una continuidad - Elisa Martínez - afrontará una temporada en la que tratarán de estar peleando por todo.

Más información

Este lunes han sido presentadas las argentinas Andrea Boquete y Julieta Mungo, dos jugadoras que pueden actuar como alero o ala-pívot y que llegan con «muchas ganas».

Boquete (1990) es una jugadora contrastada, líder de la selección argentina y con un gran tiro exterior. Con experiencia en la provincia de León, en el CB Bembibre bajo la dirección, precisamente, de Bea Pacheco, actual entrenadora del Hijolusa, en 2009, también ha jugado en Liga Femenina 1 con Cadí La Seu.

Julieta Mungo (1997), por su parte, es una jugadora joven que llega para debutar en Liga Femenina 2, pero no en el baloncesto leonés: disputó la Primera Nacional con el Cerdanyola catalán. Ambas llegan del Quimsa argentino.

Boquete lleva para ser «una referente»

Bea Pacheco ha descrito a Boquete como «una jugadora contrastada» que debe «ser una referente» y que puede jugar «de 3 o de 4, postear y tirar». «Esta apuesta va a ser un acierto seguro», añade Pacheco, que la conoce de su etapa en Bembibre. Por su parte, califica a Mungo como una jugadora que «está empezando a destacar» y que cree que será «una de las sensaciones de la categoría».

Boquete llega aquí con ilusión, transmitida tanto por Pacheco como por Isabel Fernández 'Moses'. «Fue el empujón para tomar la decisión y seguro que es un gran año», ha afirmado la argentina, que se considera una «jugadora anotadora, pero que tengo que defender más».

La alero destaca que también puede actuar como 4, pero siendo un «comodín». «Conozco poco de este proyecto porque acabo de llegar, pero nos vamos ir sintiendo mejor con el paso de las semanas», ha apuntado.

Foto de familia de la plantilla del Patatas Hijolusa.
Foto de familia de la plantilla del Patatas Hijolusa. / D. G.

Mungo, «con ganas de que todo salga bien»

Por su lado, Mungo llega con «ganas e ilusión» en una «experiencia nueva» en la que desea que «todo salga bien y lograr lo que queremos, estar en la fase final».

«Soy joven y llego con ganas. Quiero mejorar y hacer lo que me pidan, porque puedo jugar de 3 o de 4, pero me gusta más estar mirando a canasta», ha explicado.

Plantilla cerrada y mirando al objetivo de la fase final

Con estas incorporaciones, el Hijolusa da por «cerrada» la plantilla con siete jugadoras sénior que se completarán con las integrantes del equipo de Primera Nacional y júnior. «Si hacemos una plantilla muy larga, cerramos las puertas a las jóvenes, y no puede ser, porque su progreso es uno de los objetivos del club», ha señalado Pacheco.

La madrileña pretende tener un equipo «explosivo, de defensa y correr» con un equipo «atlético, pero no grande». La idea, ha asegurado, es «estar en la fase final», pero con «los pies en el suelo». «No podemos hablar de fase de ascenso desde el primer día. Queremos competir con todos, pero esta meta la tendrán Celta, Leganés, Estudiantes, Ibaizábal, Ferrol... Son muchos y algunos no lo cumplirán», ha sentenciado.

Por último, Pacheco ha destacada la «gran experiencia» que supondrá para el Hijolusa el 'ministage' en Alemania. «Vamos a jugar dos partidos, ver cómo estamos y cohesionar el equipo. La forma no me preocupa, hay tiempo para ello», ha finalizado.

Temas

Cb Aros