La ACB mantiene una liga de 18 equipos, sin el Ourense

Manifestación de aficionados del Ourense. /
Manifestación de aficionados del Ourense.

El club gallego solicitará la paralización cautelar de la competición

EFEMADRId

La Asamblea General de la ACB ha mostrado este lunes su "absoluta disconformidad con la resolución" emitida hace unos días por el Consejo Superior de Deportes (CSD) en favor del Ourense y ha confirmado un campeonato de dieciocho equipos sin el conjunto gallego y con el Fuenlabrada.

Esta resolución de la ACB se ha acordado después de que el pasado 11 de agosto el CSD determinara que el Ourense no se hallaba en 'causa de disolución', como determinó la ACB cuando no aceptó su ingreso el 3 de julio y dejó una plaza vacante que sería ocupada por el Fuenlabrada, descendido la pasada campaña por motivos deportivos.

«Los estatutos fueron aprobados por el CSD»

LA ACB INSISTE

El presidente de la ACB, Francisco Roca, desveló que lo primero será "presentar un recurso contra la resolución del CSD en la Audiencia Nacional y solicitar medidas cautelares". "Estamos convencidos que el CSD pone en duda la bondad de la resolución de la propia Asamblea del 3 de julio de no admitir al Ourense por estar en causa de disolución. Esa resolución era resultado de la auditoría obtenida que reflejaba esa situación", dijo Roca, en rueda de prensa.

"Aun así recabamos una nueva auditoría que ha dado la misma información y el mismo resultado. A 30 de junio creemos que el Ourense estaba en disolución y estamos convencidos que la opción del acuerdo asambleario es correcto desde el punto de vista jurídico y de la normativa interna de la ACB", comentó.

"No se puede subir a la ACB en caso de disolución, según los estatutos que tenemos, y esos estatutos fueron aprobados por el CSD, por lo que creemos que actúa contra sus decisiones previas. La posición de la ACB es que ha cumplido lo que figura en sus estatutos y lo coherente es mantener a Fuenlabrada", confesó.

Francisco Roca, presidente de la ACB, ha insistido en que "este acuerdo de Asamblea se ajustó estrictamente a los Estatutos de la organización, aprobados previamente por el Consejo Superior de Deportes, donde se establecía como requisito de ascenso no estar en causa de disolución".

Durante la reunión mantenida este lunes en un hotel de Madrid se expuso la resolución de "un informe adicional al auditor designado por la ACB en el que se ratifica que, de acuerdo con la normativa contable de aplicación, el club se hallaba en causa de disolución a 30 de junio del presente año".

En el comunicado emitido por la ACB se muestra la "más absoluta disconformidad con la resolución del CSD por considerarla una injerencia en la capacidad auto-organizativa de la Asociación y por no estar ajustada a derecho".

"Por ello, los clubes han acordado de forma unánime recurrir la resolución del CSD, de forma inmediata, y comparecer en el procedimiento judicial a titulo individual y junto con la ACB", reza el comunicado.

De esta manera, la ACB mantiene la resolución del 3 julio de 2015 por la que se "acordó denegar la solicitud de inscripción del Club Ourense Baloncesto y declarar una plaza vacante".

"El motivo de mantener la resolución asamblearia se fundamenta en que el club, a 30 de junio de 2015, continuaba estando en causa de disolución y que la resolución del CSD rechazó la petición del Ourense de revocar el acuerdo de la asamblea por el que se denegaba su inscripción", dice el comunicado.

La ACB ha confirmado en su último punto del comunicado que el calendario de emparejamientos de los 18 clubes miembros de la ACB en la temporada 2015/16 se hará público "mañana y contemplará la participación del Gipuzkoa Basket y Baloncesto Fuenlabrada".

Recurso del COB

Antonio Gavilanes, presidente del Club Baloncesto Ourense (COB), se ha mostrado "sorprendido" por la decisión de la Asamblea Extraordinaria de la ACB de denegar de nuevo la inscripción de su equipo en la liga Endesa 2015-16, y ha adelantado que solicitarán la paralización cautelar" de la competición.

"Es una decisión cobarde, que nos sorprende porque la ley nos ampara. Hay fundamentos jurídicos que dicen que tenemos razón y que nadie dude de que vamos a ir hasta el final para defender los intereses de nuestro club", ha explicado Gavilanes.

La primera medida que tomará el COB será, según ha indicado su presidente, presentar mañana mismo un recurso ante el Consejo Superior de Deportes (CSD) para que "revoque" esta decisión de la ACB.

"Nuestro abogado ya tiene todo los informes jurídicos y mañana mismo presentaremos nuestro recurso ante el CSD. El siguiente paso será solicitar la paralización cautelar de la competición", ha comentado el presidente del Ourense.