Copa Madrid 2019

Jaime Fernández, duda para la selección

Jaime Fernández (i), durante una acción del partido entre Tenerife y Unicaja./EP
Jaime Fernández (i), durante una acción del partido entre Tenerife y Unicaja. / EP

El líder de Unicaja se marchó tocado en la recta final del choque de cuartos ante el Iberostar Tenerife y su concurso en la próxima 'ventana' es complicado

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Al margen de la derrota en cuartos de final de la Copa del Rey ante el Iberostar Tenerife, el duelo contra los laguneros dejó otra mala noticia para Unicaja, que vio cómo un percance le privaba de Jaime Fernández, su mejor jugador, en la recta final del choque. El escolta, segundo jugador en el ranking de valoración de la ACB, se rompió mientras entraba a canasta con el partido ya agonizante. Dejó la pista con evidentes signos de dolor y una cojera manifiesta. «Por el dolor parece que lo de Jaime es para preocuparse, lo que es problemático. Por su reacción y el dolor, creo que a poco que tenga no podrá recuperarse para ir con la selección, aunque a mí me gustaría que pudiera estar con España», señaló Luis Casimiro, técnico de Unicaja, a la conclusión del choque.

El madrileño fue uno de los catorce escogidos por Sergio Scariolo para la última de las 'ventanas' FIBA, en las que España se medirá a Letonia y Turquía tras la disputa de la Copa del Rey. La selección española, que ya ha certificado su billete para el Mundial de China 2019, jugará el 22 de febrero en Letonia y recibirá el día 25 a Turquía en San Cristóbal de La Laguna (Tenerife). Dos citas para las que el concurso de Javier Fernández parece comprometido.

Al margen de la preocupación por la lesión de uno de sus principales baluartes, Luis Casimiro lamentó el estilo de choque que hubo de hacer frente su equipo frente a Iberostar Tenerife. «Ha sido un partido a un ritmo bajo y eso nos ha complicado. Han dominado el tablero, hemos tenido problemas para anotar, no hemos podido correr y eso ha hecho que sean merecedores de la victoria», señaló.

«Hemos entrado con un tipo de defensa, pero nos ha ido costando poder sumar puntos más fáciles, no hemos tenido rebote porque han aprovechado las posesiones hasta el final y eso ha hecho que no hubiera oportunidad de correr. No ha sido falta de entrar en el partido o no. Ha sido la evolución, porque no hemos encontrado nuestro ritmo de juego», manifestó el técnico de Unicaja, que se declaró «jodido» por la derrota y por no haber podido desplegar lar virtudes que caracterizan a su equipo.