La defensa se impone a los nervios y el CB Bembibre suma un triunfo vital

Momento del partido en el Bembibre Arena./
Momento del partido en el Bembibre Arena.

El equipo berciano, que siempre fue por delante en el marcador, tuvo que sufrir en los últimos minutos, a pesar de la sensacional actuación de Gladkova

R.FARIÑAS

Importante victoria la cosechada este sábado en el Bembibre Arena por el CB Bembibre, que llegaba con poco margen de error y sin conocer el triunfo como local.

Las chicas de Pepe Vázquez se han impuesto por 67-63 al Araski, gracias a la portentosa actuación de Gladkova, que logró 30 puntos.

67 CB Bembibre

Emanuel (4), González, Llorente (2), Cáceres, Quirante (7), Herrera (9), Nauwelaers (10), Syll (3), Silva (2), Gladkova (30)

63 Araski

Drammeh (19), García (3), Molinuevo, Estebas (2), Van den Adel (5), Vucurovic, Pardo (8), Diallo, Edwards (13), Roberson (13)

parciales
20-8, 41-25; descanso; 56-45, 67-63
incidencias
Partido correspondiente a la décimo quinta jornada de la Liga DIA disputado en el Bembibre Arena

El primer cuarto ofrecía una imagen sensacional del equipo leonés. Herrera y Gladkova ponían un parcial de 11-2 de salida, y tras un intercambio de canastas el periodo finalizaba con triunfo local por 20-8; la primera piedra del camino ya estaba puesta.

El protagonismo en ataque tenía dos nombres propios. Por el Araski, Drammeh; y por el Bembibre, Gladkova, que elevaban el tanteador hasta el 31-19, en el minuto 15.

Nauwelaers, con dos triples consecutivos, estiró las diferencias hasta el 41-23, poniendo en franquicia el partido antes del descanso, al que se llegaba con 41-25.

Pero reaccionaron las vascas tras el paso por vestuarios. Tres triples servían para impulsar a Araski, que se anotaba un parcial de 0-11, y ponía el 41-36, en el minuto 23, que daba al traste con el trabajo berciano de la primera parte.

No agacharon la cabeza las chicas de Pepe Vázquez, sobretodo porque contaban en sus filas con Gladkova. Siete puntos seguidos de la jugadora más determinante permitían reponerse a las locales y afrontar el último cuarto con ventaja: 56-45.

Encauzaban de nuevo la victoria las anfitrionas. En el minuto 35, el partido parecía resuelto, con 67-52 en el marcador, pero la gasolina se acabó en las filas bercianas.

Un nuevo parcial de 0-11 encendió todas las alarmas, 67-63, a dos minutos para el final. Pero donde no llegaba el acierto, llegó la defensa y los nervios aparecieron. Ambos equipos fueron incapaces de anotar hasta el final y el partido murió con ese mismo resultado.