Basket León sufre para mantener el primer puesto

Intento de tiro a canasta./
Intento de tiro a canasta.

El equipo de Julio González se impone al Estudiantes de Lugo en un final agónico en el Palacio

R.FARIÑAS

Tocó tarde de sufrimiento en el Palacio de los Deportes para recoger una gran recompensa final. El Basket León se ha impuesto por 82-81 al Estudiantes de Lugo, en un agónico final, que Tolliver se encargó de dejar en casa con una canasta a 18 segundos de que sonase la bocina.

El primer cuarto arrancaba igualado, hasta que un parcial de 0-7 daba la primera ventaja a los visitantes, 13-21, antes de que el periodo finalizase con 15-21 para los gallegos.

82 Basket León

Florez (5), Sanz, Fernández (16), Ruiz (16), Tolliver (13), Sánchez (9), Gabriel (4), Laborda (2), Martínez (17)

81 Estudiantes Lugo

Corral (7), Gómez (4), Villalobos (8), López (15), Rivas (8), Niang (12), Pérez, Prieto (4), Janusevicius (20), Fernández, Hetor (3)

parciales
15-21, 42-44; descanso; 64-55, 82-81
incidencias
Partido correspondiente a la décimo segunda jornada de la Liga EBA Grupo A-B disputado en el Palacio Municipal de los Deportes de León

La renta fue bien gestionada por el cuadro lucense, que rondaba la barrera psicológica de los diez puntos, 32-41, y logró romperla a minuto y medio del descanso, 34-44. Fue entonces cuando reaccionaron los amarillos y con un 8-0 retomaron el pulso al duelo, 42-44, para irse al vestuario.

La mejor actuación del Basket León estaba por llegar. Tolliver empezó a demostrar lo que tenía preparado y suya fue la canasta que daba la primera ventaja a los locales, 52-50, en el minuto 24. A ello se sumó un parcial de 8-0 que disparaba a los chicos de Julio González, 60-52. El cuarto se cerraba con victoria parcial por 64-55.

Pero poco duró la alegría en el Palacio. La salida del Estudiantes de Lugo fue fugaz, y un parcial de 1-10 colocaba las tablas, 65-65, pero con solo siete minutos por jugar.

Las alarmas se encendían en el Municipal. A falta de cuatro minutos, el cuadro gallego se iba, 69-74. Las sensaciones no mejoraban, en el 38, ya que la ventaja visitante era de 75-79. Entonces llegaría Ruiz con cinco punto seguidos para dar la vuelta a la situación, 80-79, y entrar en el minuto decisivo.

Villalobos adelantó a los gallegos, 80-81, y Tolliver, a 18 segundos del final, anotaba para establecer el definitivo 82-81, ya que el choque moría con una buena defensa leonesa.