Liga Asobal

Vieyra destaca el «trabajo colectivo» del Abanca Ademar en la victoria ante Huesca

Fede Vieyra, en el partido de este sábado./Peio García
Fede Vieyra, en el partido de este sábado. / Peio García

Según el argentino, los maristas estuvieron «muy bien en todas las fases del juego, mejorando sustancialmente con respecto a otros partidos en ataque, sobre todo en el posicional»

EFE

El lateral argentino del Abanca Ademar Federico Vieyra ha destacado este domingo el «trabajo colectivo, por encima de las individualidades» de su equipo en la vitoria, 32-28, ante el Bada Huesca, que supuso el cuarto triunfo consecutivo de los leoneses en la Liga Asobal y seguir manteniendo el pulso por la segunda plaza.

El partido

A pesar del buen partido global, el internacional albiceleste ha recalcado la importancia del papel del guardameta croata Dino Slavic que «marcó la diferencia en el momento decisivo, porque siempre la portería es fundamental para cerrar los partidos«.

Según Vieyra, Abanca Ademar estuvo «muy bien en todas las fases del juego, mejorando sustancialmente con respecto a otros partidos en ataque, sobre todo en el posicional».

Vieyra fue el máximo goleador ademarista ante su exequipo con ocho dianas, las mismas que el también lateral serbio Ivan Mosic.

En cuanto a la igualdad en la lucha, tanto por el subcampeonato, como por las plazas europeas, el segundo máximo goleador del Abanca Ademar en la actual temporada cree que se sigue demostrando «ya no tanto la irregularidad de los equipos, sino por lo parejos que están entre el segundo clasificado y el resto».

Por ello, el punto que perdió Ciudad de Logroño en Cuenca y que supuso que se igualaran riojanos y leoneses en la clasificación vuelve a demostrar, según su punto de vista, que «cada partido va a ser una batalla y pueden pasar muchas cosas todavía hasta el final de liga«.

El hecho de que Vieyra, al igual que sus compatriotas Carou y Simonet, además del húngaro Ligetvári y el serbio Mosic estuvieran en el pasado Mundial de Alemania y Dinamarca, no debe pasar factura, en su opinión, «porque el hecho de poder disputar tan solo un partido por semana, al no tener ya la Liga de Campeones, facilita el dosificar el esfuerzo«.

Temas

Ademar