Mario López ve la misma dificultad en la Copa EHF que en la Liga de Campeones

Mario López, extremo del Abanca Ademar./
Mario López, extremo del Abanca Ademar.

El extremo leonés se ha marcado como «objetivo mínimo» el superar la primera ronda en la que estará el conjunto leonés y que disputará el primer fin de semana de octubre

PÉREZ SOTO

El capitán del Abanca Ademar, Mario López, advirtió este miércoles que la próxima Copa EHF tendrá «la misma dificultad e incluso mayor» que las dos últimas ediciones de la Liga de Campeones que ha disputado el conjunto leonés, en la que ha figurado en los grupos C o D, de menor potencial que los A o B.

«La gran mayoría de los rivales que estarán en la tercera eliminatoria -Ademar entrará a partir de la segunda- tienen el mismo o superior potencial que los que nos hemos encontrado en Liga de Campeones y seguramente habrían sido candidatos claros a superar la primera fase de grupos», señaló en declaraciones a EFE.

El extremo leonés considera un «orgullo» y algo ilusionante volver a disputar la competición europea después de la invitación cursada por la Federación Europea de Balonmano (EHF).

López se ha marcado como «objetivo mínimo» el superar la primera ronda en la que estará el conjunto leonés y que disputará el primer fin de semana de octubre ante un rival que conocerá en el sorteo del próximo 16 de julio.

«El primer duelo, salvo que haya muy mala fortuna en el emparejamiento hay que superarlo sí o sí, pero en la ronda previa a la fase de grupos seguramente el rival será muy poderoso y ahí es donde puede existir una mayor dificultad», comentó.

Por ello, el extremo ademarista ve «con buenos ojos» un posible cruce con alguno de los otros dos equipos españoles, Cuenca o Logroño, «porque teniendo en cuenta que hay cuatro alemanes y tres franceses, éstos podrían ser de los más alcance con la ventaja añadida del fácil desplazamiento».