Liga Asobal

Una lesión complica el regreso de Carou con el Abanca Ademar

Gonzalo Carou, con la seleción argentina./EFE
Gonzalo Carou, con la seleción argentina. / EFE

Una distensión del ligamento triangular en la muñeca derecha pone en duda su presencia en el regreso de la Liga Asobal

EFE

La lesión sufrida por el pivote del Abanca Ademar y capitán de la selección argentina, Gonzalo Carou, complica su presencia en los primeros compromisos ligueros del Abanca Ademar tras la vuelta a la competición el próximo 2 de febrero en la pista del Ciudad de Logroño.

Carou se lesionó en el encuentro ante Angola -distensión del ligamento triangular en la muñeca derecha-, aunque ya en la preparación en un amistoso ante la República Checa sufrió otra lesión en el bíceps femoral de la pierna izquierda que le condicionó en los primeros compromisos mundialistas.

Tras recuperarse de sus molestias, que obligaron al seleccionador Manolo Cadenas a dosificar su presencia en pista, Carou sufrió un golpe fortuito en su muñeca, que le obligó a inmovilizar frente a Catar y, tras la resonancia magnética realizada, descartar su presencia en los dos últimos partidos frente a Austria y Serbia, saldados con victoria argentina que logró la decimoséptima plaza.

Por todo ello, para el veterano capitán de la selección albiceleste -es el jugador con más participaciones- la cita en Alemania y Dinamarca será «atípica, por no haberla podido disfrutar en plenitud», cuando además será, seguramente, su despedida de este torneo, que no de la selección ya que su sueño sigue siendo despedirse en los Juegos de Tokio 2020.

Buena imagen en el Mundial

Para Carou, la sensación del combinado dirigido por Cadenas pese a la «buena imagen ofrecida y vencer a rivales europeos e igualar con Hungría, fue agridulce, porque a las bajas importantes antes y durante el mundial hubo que añadir partidos que se escaparon por errores propios y decisiones arbitrales como frente a Egipto o por mala fortuna como el penalti fallado ante Catar que era decisivo».

Sin embargo, el jugador ademarista cree que Argentina ha demostrado «estar muy cerca y casi al nivel del segundo grupo de equipos, por debajo de las cuatro o cinco grandes potencias en balonmano, pero cada vez compitiendo mejor con el resto».

A partir del próximo jueves, se incorporará, junto a sus compatriota Federico Vieyra y Sebastián Simonet, a la disciplina del Abanca Ademar a pesar de tener que mantener unas semanas -previsiblemente cuatro- la muñeca derecha inmovilizada.

Esta circunstancia no preocupa a Carou, pese a que tiene pendiente la renovación automática por una campaña más con los leoneses fijada en disputar un número mínimo de encuentros -el 70 por ciento oficiales-, algo que está próximo a cumplir «tan solo a uno o dos partidos, por lo que esta circunstancia es secundaria y lo importante es recuperarse bien para ayudar al equipo».

Temas

Ademar