«Si no fuera por el hermano Tomás, yo no jugaría al balonmano»

Cantera del Abanca Ademar./Peio García
Cantera del Abanca Ademar. / Peio García

Parte de la actual plantilla del Abanca Ademar recuerda con cariño la labor del hermano marista, gracias a la que «el balonmano tiene este peso en la ciudad»

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Muchos de ellos han pasado por sus manos. Otros no, pero le recuerdan con grato cariño, ensalzan su figura y su labor para hacer grande al balonmano en León.

«Lo significa todo en el Ademar. Su inicio, su nacimiento, es gracias a él», afirma Jose Mario Carrillo. El extremo del Abanca Ademar, pese a que nunca llegó a estudiar con él, reconoce que su labor es vital para el balonmano actual. «Mucha gente de la ciudad está eternamente agradecida a él, y no sólo los que vivimos del balonmano», afirma.

Carrillo recuerda que siempre que tuvo contacto con él fue una persona «muy cordial y maravillosa». «Se le debe muchísimo, no jugaría al balonmano si no fuera por él», sostiene.