El hermano Tomás será eterno

El Abanca Ademar y el escultor Amancio González esculpirán un busto del fundador e histórico personaje de la historia del club que será colocado frente al Colegio Maristas San José | El Abanca Ademar habilitará una cuenta bancaria para que todo aquel que lo desee aporte su grano de arena para levantar este busto, que podría estar listo en un mes

El hermano Tomás, en primer término, junto al presidente del Abanca Ademar Tano Franco, el escultor Amancio González, la responsable de asuntos sociales del Abanca Ademar María García y la galerista de la Galería de Arte Ármaga, Margarita Carnero. / Sandra Santos
Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Un personaje histórico del Ademar, una persona sin la que el club marista no habría sido lo que es hoy, tendrá su reconocimiento. El Abanca Ademar colocará un busto al hermano Tomás frente al colegio Maristas San José .

«Esta iniciativa parte del club y de su masa social para levantar un busto en bronce al hermano Tomás», explica María García, responsable de asuntos sociales del Abanca Ademar.

El club marista ha encontrado el apoyo económico de Abanca y del Ayuntamiento de León, pero también habilitará una cuenta (ES36 2080 0910 7130 4008 3704) para que todo aquel que desee pueda aportar su grano de arena para honrar al hermano Tomás.

El hermano marista llegó hace 60 años a León y levantó el Ademar, pasando por sus manos centenares de jugadores. Desde 1953 propagó el balonmano por la ciudad, «entrenando a todas horas y en el patio, daba igual que lloviera o que hiciera frío».

«Sólo teníamos un balón y un juego de camisetas»

Explica que el club se fundó años después, cuando un grupo de jugadores con nivel que no tenían salida hablaron con el director de deportes para poner en marcha esta iniciativa. «Y sólo teníamos un balón y un juego de camisetas, además de que jugábamos a balonmano 11. El deporte con siete jugadores fue más tardío», explica el hermano Tomás.

Presentación del busto en honor al hermano Tomás.
Presentación del busto en honor al hermano Tomás. / D. G.

Agradecido, demostrándolo con palabras en numerosas ocasiones, el hermano Tomás reconoce que no se esperaba tener un busto en su honor. «Esto es fruto del amor, del cariño y del recuerdo de tantas personas que han estado a mi lado», señala.

Podría estar listo en un mes

El encargado de plasmar este busto será Amancio González. El escultor leonés tiene previsto comenzar ya con este proyecto y estima que puede estar terminado en un mes. Sólo contará con la presencia del hermano Tomás en las últimas sesiones en busca de ser lo más fiel posible a su figura, ya que le ha realizado un reportaje fotográfico para este fin.

«Es algo complejo para mi, porque soy figurativo y no realista. Pero buscaré que se reconozca al personaje más allá del parecido, dar vida al bronce para que la gente que lo conozco vea en él reflejado al hermano Tomás. Espero estar a la altura», asegura.

Así es como el hermano Tomás tendrá su tributo, ese que asegura que no esperaba y que tanto le gratifica. El trabajo de tantos y tantos años al servicio del deporte, del balonmano y de los jóvenes de León tendrá su fruto que se materializará en un busto que hará eterno al Hermano Tomás.

Temas

Ademar