Guijosa quiere recuperar confianza y frescura para mantener la segunda plaza

Rafa Guijosa, en un partido con el Abanca Ademar./Peio García
Rafa Guijosa, en un partido con el Abanca Ademar. / Peio García

El técnico del Abanca Ademar destaca que dependen de sí mismos para lograr el subcampeonato

EFE

El entrenador de Abanca Ademar, Rafa Guijosa, quiere que su equipo recupere la «confianza y frescura que han faltado en algunos partidos», para afrontar el tramo final de una temporada en que se juegan la segunda plaza de la liga que ahora ocupan y el acceso a la fase final de la Copa del Rey.

El técnico reconoció, tras la última sesión preparatoria de cara al encuentro de este sábado en la pista del Benidorm, que la temporada pasada hubiera dado por buena la actuación situación con dos puntos de ventaja sobre sus perseguidores, Fraikin Granollers y Ciudad de Logroño, a falta de tres jornadas para el final.

«La reflexión de lo igualado y duro que está siendo el campeonato es que, tras una primera vuelta en la que estuvimos lejos de la segunda plaza, ahora la ocupamos y el año pasado por estas fechas hubiera firmado ser segundos y depender de nosotros», comentó.

Por eso, se ha fijado como objetivo el de ganar todo lo que queda «porque la suerte es haber hecho hasta ahora mejor las cosas que los rivales y no depender de ningún resultado».

Guijosa ve a sus jugadores «muy fuertes porque tienen la ilusión y ambición necesarias para ganar y porque tampoco Ademar va tan sobrado y el factor presión puede jugar malas pasadas».

En cuanto a errores detectados en los últimos partidos de su equipo, señaló el «ataque posicional y las pérdidas de balón demasiado inocentes que han costado muchos goles, por lo que también es importante el mejorar el repliegue».

Sobre el Benidorm, el técnico ademarista destacó su «potencial individual», que ya se sufrió en León, con gran uno contra uno y pegada y una defensa muy sólida, además de tener un «momento dulce» por no jugarse nada y el ambiente de fiesta por los setecientos partidos de su entrenador, Francisco Javier 'Zupo' Equisoain.

 

Fotos