Guijosa se fija como primer objetivo la clasificación para la Copa Asobal

Rafa Guisosa, durante un partido del Abanca Ademar./
Rafa Guisosa, durante un partido del Abanca Ademar.

El técnico destaca la actitud de sus jugadores de cara al inicio del campeonato y confió en que las tres incorporaciones, los balcánicos Slavic y Mosic, junto con la vuelta del leonés Carrillo

EFELeón

El entrenador del Abanca Ademar Rafael Guijosa se ha marcado «como primer objetivo» la clasificación para la Copa Asobal que se disputará el mes de diciembre en Lérida, después de que en los tres años anteriores fuera el conjunto leonés el anfitrión por lo que tenía garantizada su presencia.

«Hasta ahora no había hecho falta porque no era una prioridad al estar ya clasificados, pero ahora hay que olvidarse de otras cuestiones y centrarse en lograr la clasificación para esta competición», recalcó el técnico madrileño.

Guijosa destacó la actitud de sus jugadores de cara al inicio del campeonato y confió en que las tres incorporaciones, los balcánicos Slavic y Mosic, junto con la vuelta del leonés Carrillo «ofrezcan en la puesta en escena el mismo rendimiento que en la competición».

Con respecto al guardameta Dino Slavic se mostró «convencido» de su adaptación y en cuanto al lateral Ivan Mosic apuntó que supone «una incógnita todavía aunque haya dejado muy buenas sensaciones, dando más lanzamiento exterior y defensa en el centro, aunque todavía hay que verle cómo responde en situaciones comprometidas».

Buen momento

El técnico ademarista reconoció que prefiere iniciar la temporada como local y, aunque el rival en liga sea un duro Ciudad de Logroño valoró que la cita le llega a su equipo «fresco y en buen momento, porque quizá dentro de unos partidos la carga hubiera sido superior».

Sobre el desgaste que volverá a acarrear el compatibilizar dos competiciones en los primeros meses de la temporada, Guijosa distinguió dos periodos en la campaña, uno primero en el que se pagó con tropiezos la dureza del calendario y una segunda «en la que el equipo supo adaptarse y mejorar el rendimiento», por lo que confió en que sus jugadores «aprendan de la experiencia».

A su primer rival liguero, lo considera «mejorado, dentro de la línea de continuidad de la escuela Pastor, pero con mejor actitud, intensidad, agresividad y calidad».

Contenido Patrocinado

Fotos