Liga de Campeones

Carrillo: «Hay que valorar la capacidad de sufrimiento del equipo»

José Mario Carrillo, en el partido ante el Cocks./7foto7
José Mario Carrillo, en el partido ante el Cocks. / 7foto7

El leonés destca la dureza defensiva del Cocks, sistema que costó «descifrar» al cuadro marista

EFE

El extremo del Abanca Ademar José Mario Carrillo cree que, después de los dos empates, en Liga Asobal y Liga de Campeones, con los que ha arrancado la temporada el equipo leonés hay que «valorar la capacidad de sufrimiento que ha mostrado».

Para Carrillo ambas igualadas no muestran «un conformismo, pero los rivales también tienen sus armas y Logroño es uno de los candidatos a las primeras plazas y en Europa siempre es complicado puntuar y más hacerlo a domicilio», apuntó.

Sobre la igualada ante el Cocks finlandés (19-19), el jugador ademarista reconoció que el rival les sorprendió «sobre todo por su dureza defensiva, especialmente en el centro y por eso costó descifrar su juego».

«Pero también hay que destacar el gran trabajo defensivo que hizo Ademar para dejar al contrario en esos guarismos», dijo.

El jugador leonés volvía a la máxima competición continental seis temporadas después, tras su paso por el FC Porto portugués y tras haber disfrutado en su anterior etapa en el equipo de su tierra tan solo de la Copa EHF.

«Está claro que la Liga de Campeones es una competición especial y la que quieren disputar todos los jugadores, tiene un ambiente que hace que tengas una emoción e ilusión mayor», reconoció.

Carrillo, tal y como ya hiciera en pretemporada en la Copa Castilla y León y en algún otro compromiso, alternó la posición de extremo izquierdo y derecho, aunque ésta última no sea la natural para él que, sin embargo, si la ocupó durante su periodo de formación en categorías inferiores.

«No es algo extraño ni incómodo para mí, porque ya lo hice jugando con la cantera, además hay una nómina amplia de extremos entre ambos lados y hay que intentar aprovechar cada minuto para también poder ayudar al equipo», recalcó.

 

Fotos