Liga Asobal

Carrillo se fija como primer objetivo «hacer deporte sin dolor»

Jose Mario Carrillo, tras su operación en la Clínica Cemtro./Clínica Cemtro
Jose Mario Carrillo, tras su operación en la Clínica Cemtro. / Clínica Cemtro

El extremo leonés es optimista de poder volver a alcanzar un nivel alto «sin problemas»

EFE

El extremo del Abanca Ademar José Mario Carrillo se ha fijado como primer objetivo, tras la intervención quirúrgica a que se sometió en el tendón de aquiles derecho el pasado viernes en la Clínica Cemtro de Madrid por los doctores Manuel Leyes y César Flores, «poder hacer deporte sin dolor».

Sin embargo, sí se ha mostrado «optimista en que todo quede bien y pueda volver a hacer balonmano sin ningún tipo de problemas«.

El jugador leonés, que ha estado condicionado por las molestias en el tendón, casi desde el inicio de temporada, tuvo que pasar por el quirófano en una primera ocasión en la Clínica San Francisco de León el pasado 6 de noviembre, pero al persistir las molestias, tras volver a jugar con el equipo, se vio obligado a realizar una segunda intervención para eliminar una mayor parte del hueso calcáneo.

Ello ha supuesto que en la primeras horas las sensaciones fueran diferentes a las de la primera intervención, «con más dolores, porque es lógico después de haber intervenido en una mayor masa«, comentó.

De todas formas, al jugador, que ya recibía ayer el alta hospitalaria, no se le ha inmovilizado la zona y solo se le ha colocado un vendaje compresivo, que este lunes se le retirará para comprobar el estado de la cicatriz, ya que la recomendación de los doctores es que desde el primer instante empiece a movilizar progresivamente el tobillo para facilitar poco a poco la flexión.

Carrillo prefiere «no marcarse» ningún periodo mínimo de recuperación, a pesar de que el diagnóstico de Leyes y Flores lo haya situado «entre 3 y 4 meses«, porque, según ha precisado, »todo va a depender de la evolución a lo largo de las semanas con la ayuda del trabajo con los fisios.

Sobre la situación del equipo, tras sufrir, según indicó, una «semana turbulenta» por la destitución de Rafa Guijosa, suplido por su ayudante, Diego Dorado, el extremo leonés recalcó que «el grupo es lo suficientemente profesional para mirar adelante, seguir el mismo trabajo inculcado y cumplir el objetivo marcado de estar en Europa la próxima temporada».

La buena imagen mostrada ante el FC Barcelona Lassa, pese a la derrota, 30-32, ha llevado al jugador ademarista a insistir en que «hay las ganas suficientes para ganar las cuatro finales que quedan», empezando por la visita a Cangas a un rival que se ha complicado la permanencia, por lo que espera «un partido muy apretado».

Temas

Ademar