Biosca se va a Suiza sin descartar regresar en el futuro al Abanca Ademar

Biosca, en su despedida del Abanca Ademar./Peio García
Biosca, en su despedida del Abanca Ademar. / Peio García

El meta catalán iniciará su primera experiencia en el extranjero tras haber ido «de menos a más» en su etapa en León

EFE

El guardameta internacional del Abanca Ademar, Nacho Biosca, iniciará el próximo mes de julio su primera experiencia en el extranjero ya que militará, las dos próximas temporadas, en el campeón suizo, el Kadetten Schafhaussen, pero sin descartar «en un futuro», según declaró, una segunda etapa en el club leonés.

Biosca llegó al Ademar tras pasar por la cantera del FC Barcelona, con el que alcanzó la internacionalidad en categorías inferiores, y ha militado durante las últimas cinco temporadas en el conjunto leonés, en el que ha ido ganando protagonismo hasta redondear en la temporada que acaba de concluir su papel más destacado.

Después de semanas de negociaciones para la renovación con el Ademar, se rompieron tras exigir el jugador unas condiciones en cuanto a la cláusula de rescisión que no fueron aceptadas, lo que supuso su salida hacia la liga helvética para enrolarse en un equipo al que se había enfrentado en la Liga de Campeones.

En esta próxima etapa confía en «seguir creciendo como jugador y vivir una nueva experiencia en otra competición» después de considerar que en su experiencia ademarista ha ido «de menos a más, logrando en la última temporada quizá una mayor madurez, regularidad y aprendiendo psicológicamente a no venirse abajo».

Después de vivir un último encuentro «muy emotivo para todos los jugadores que abandonaban el equipo, especialmente para Juanín», Biosca ha dejado abierta la puerta a un hipotético regreso en el futuro a un equipo en el que ha encontrado «una segunda casa y el ambiente ideal de balonmano».

Con respecto a la llegada de Manolo Cadenas al banquillo del Abanca Ademar, después de las experiencias que él vivió con Daniel Gordo y Rafael Guijosa, el portero barcelonés destacó la «gran reputación» del técnico de Valdevimbre «que supondrá seguro que muchos jugadores quieran estar con él y que, aunque para el próximo año quizá no haya margen de maniobra, hará crecer al equipo».