Biosca ve fundamental hacer correr al Dinamo Bucarest «para que sufran»

Biosca, en un partido con el Abanca Ademar./Peio García
Biosca, en un partido con el Abanca Ademar. / Peio García

El portero marista califica a los polacos como un equipo «vertical» que exigirá a los de Guijosa «mucho trabajo y esfuerzo en defensa»

EFE

El guardameta del Abanca Ademar, Nacho Biosca, considera fundamental para sumar la victoria mañana en la pista del Dinamo Bucarest rumano «hacerles correr para que sufran, porque aunque hacia adelante tienen menos dificultades, les cuesta mucho el balance defensivo».

En este sentido, ha añadido que «son un equipo muy vertical de cara a portería, porque en ocasiones pecan de no tener paciencia para elaborar el juego y lanzan rápidamente, pero eso requiere un gran trabajo y esfuerzo en defensa«.

Por ello, la reciente incorporación del internacional húngaro Patrik Ligetvári, que no jugó frente al mismo rival en la primera vuelta en León, le dota al Ademar «de más poderío, sobre todo físico».

«Por eso cuando se incorpore Juanjo -Fernández-, quizá será una de las mejores defensas del grupo«, apuntó.

En el gran trabajo defensivo, que se ha traducido en que presenten los leoneses el mejor balance en este cometido, han tenido mucho que ver los dos guardametas, el propio Biosca junto con el croata Dino Slavic, que fue titular en el último partido ante el Wacker Thun suizo por unas molestias en el último instante del catalán.

«Solo fueron unos pequeños mareos que me hicieron no estar en perfectas condiciones y, aunque estaba previsto que hubiera jugado de inicio, Rafa prefirió que lo hiciera Dino, ya que ambos estamos ofreciendo un gran nivel, también ayudados desde la defensa«, afirmó.

La pareja que forman Biosca y Slavic recuerda mucho a la que formara el exjugador del FC Barcelona las tres temporadas anteriores con el serbio Vladimir Cupara, actualmente en el Kielce polaco, «por ser porteros de características muy diferentes, pero complementarios, lo que supone un inconveniente para los rivales».

Para Biosca, un triunfo mañana en la capital rumana, reeditando el logrado la campaña pasada, supondría dar «un paso casi definitivo hacia la clasificación», aunque si no se lograra un resultado positivo «tampoco estaría todo perdido, porque puede que incluso solo ganando los de casa se lograra el objetivo».

De todas formas el portero ademarista, pese a que siempre se muestra «muy ambicioso», priorizaba el encuentro que disputarán los leoneses el domingo en Cuenca en la Liga Asobal «porque es el objetivo prioritario y esencial, sin exigirse el máximo de buscar dos victorias a domicilio esta semana».

 

Fotos