Liga Asobal

El Abanca Ademar mete miedo

Jaime Fernández, en una acción del partido./Peio García
Jaime Fernández, en una acción del partido. / Peio García

El conjunto leonés pasa por encima del Teucro con una gran exhibición ofensiva ante un rival que no ofreció demasiada resistencia en la mayor goleada del siglo del cuadro leonés | Vieyra, con seis goles, máximo anotador marista

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Ni una mínima opción. El Abanca Ademar pasó por encima de Teucro, al que le endosó una dolorosa derrota por 44-23 en la que los maristas han demostrado su poderío y siguen en la lucha por la segunda posición.

Muchas bajas y, a priori, con dos equipos desiguales, el Abanca Ademar parecía el equipo favorito antes del inicio del choque. Pero del dicho al hecho, hay un trecho, y los maristas no quisieron darle ni una opción a este popular refrán.

44 Abanca Ademar

Slavic; Mario López (5), Vieyra (6), Simonet (2), Carou (1), Mosic (4), Jaime Fernández (2) – siete inicial – Biosca, Juanín (4), Rodrigo, Ligetvári (2), David Fernández (2), Acacio (3), Gonzalo (5), Carrillo (3), Pesic (4)

23 Teucro

Jorge García; Prada, Fischer (8), Pérez (3), Mosquera, Bela (1), Cutura (8) – siete inicial – Santana, Poveda (1), Moyano, Rial, Gómez (1), Piovarczk, Pereiro, Garrido

PARCIALES
5-2, 9-5, 14-6, 17-9, 22-9, 24-11 (descanso), 28-13, 32-15, 35-17, 38-20, 42-21, 44-23 (final)
ÁRBITROS
Muro San José e Iniesta Castillo. Excluyeron a Fischer por parte del Teucro
INCIDENCIAS
2.268 espectadores

Reacciones

Con un inicio fulgurante, con un parcial 0-4 en el que la defensa fue clave para los de Rafa Guijosa, el Abanca Ademar comenzó a encarrilar el partido. Los contraataques marcaron este tramo de partido, en el que los maristas comenzaron a marcar las diferencias.

Solo Cutura y Fischer mantenían con vida a un Teucro incapaz de frenar a un desbocado ataque marista. Mosic, los pivotes, Vieyra, Mario López... todos aportaban para lanzar a un Abanca Ademar que, poco a poco, abría más y más brecha.

Así nos lo narró Carlos García

Ataque infalible

Con un promedio de casi un gol por minuto, Teucro tenía que hacer algo en defensa si quería mantener alguna opción de victoria, ya que el ritmo goleador marista era tan alto que era incapaz de ser igualado por cualquier equipo.

El ataque de Abanca Ademar no fallaba pero el pontevedrés sí. Durante siete minutos, el cuadro gallego no logró ningún gol, lo que acabó por romper el partido: los maristas se iban de 13 en el marcador y el bagaje goleador local era tremendo.

No bajó el ritmo el conjunto leonés en la sgunda mitad, que siguió ampliando su renta apoyado en la defensa para lograr goles 'fáciles' al contraataque.

Segunda mitad plácida

No bajó el ritmo el conjunto leonés en la sgunda mitad, que siguió ampliando su renta apoyado en la defensa para lograr goles 'fáciles' a la contra.

Fue un día para repartir minutos, para que todos jugaran y para buscar una marca histórica de goles. Teucro había 'entregado las armas' ante el potencial marista, que no bajó el pie del acelerador en ningún momento del choque.

Prácticamente todos los jugadores leoneses de campo, salvo Rodrigo, lograron marcar gol en una tarde histórica en cuanto a los registros goleadores del conjunto marista, que sigue de lleno en la lucha por acabar en segunda plaza.