El Abanca Ademar sigue sin reaccionar y se aleja más de Europa

Imagen de un ataque del Ademar. ./Javier Quintana
Imagen de un ataque del Ademar. . / Javier Quintana

El conjunto leonés no pudo pasar del empate ante el Cangas del Morrazo, que lucha por evitar el descenso, y se tuvo que conformar con las tablas en un choque muy igualado entre leoneses y gallegos

RUBÉN FARIÑAS

Nuevo paso atrás en las aspiraciones europeas del Abanca Ademar, que suma una nueva jornada sin ganar y sigue dejando pasar oportunidades de pasearse el próximo año por el viejo continente.

Los chicos de Diego Dorado no pudieron pasar del empate, y gracias, a 27-27 ante un correoso Cangas de Morrazo que se está jugando el descenso en estas últimas jornadas.

27 Cangas Morrazo

Javi Díaz (p), Vujovic (2), Moises Simes (7), Rubén Soliño, Jesús Soliño, David Chapela (3), Pablo Galán (ps), Cancio (1), David Iglesias (1), Cerqueira, Menduiña (4), Alen Muratovic (1), Mitic (1), Ángel Rodríguez, Dani Egea (7), Pablo Chapela

27 Abanca Ademar

Biosca (ps), Mario López (4), Sebas Simonet, Juanín (1), Gonzalo Carou (1), Rodrigo Pérez (3), Fede Vieyra, Ligetvári (2), David Fernández (3), Slavic (p), Jaime Fernández (4), Acacio Marqués, Gonzalo Pérez (2), Mosic (1), Pesic (6), Luis Robles

parciales
2-2, 5-5, 7-7, 11-10, 13-12, 15-15; descanso; 18-15, 19-16, 21-18, 22-22, 25-25, 27-27
árbitros
Pascual Sánchez y Luque Cabrejas. Excluyeron con dos minutos a Fede Vieyra, Carou y David Fernández, por el Ademar; y a Simes, por el Cangas
incidencias
Partido correspondiente a la vigésimo séptima jornada de la Liga Asobal disputado en el Municipal de O Gatañal, en Cangas del Morrazo (Pontevedra)

La primera mitad estuvo marcada por la extraordinaria igualdad en el marcador. Ninguno de los equipos lograba una renta superior a un tanto y las alternancias en el electrónico se sucedían, con unos ataques que se imponían a las defensas.

Dos goles de penalti de Menduiña atajaban el primer arreón del Abanca Ademar, a pesar de que Mario López al contragolpe ponía el 2-3 incial.

Le costaba al conjunto de Diego Dorado atacar en el posicional, y la defensa no lograba tapar los extremos de Cangas, que ejecutaban las acciones contra Slavic con relativa comodidad y lograban el 4-4, en el minuto 9.

Si tomaban ventaja los maristas, 5-6 con gol de Mosic; reaccionaban los gallegos, con Vujovic y Mitic para remotar su ventaja, 7-6; y poco después se mantenía ese intercambio de golpes con unos ataques muy efectivos ante unas defensas pasivas que permitían que el tanteador se fuera hasta el 9-10, al paso por el 17 de la primera parte.

Ventaja local... e igualdad hasta el final

Sólo una vez logró Cangas más de un gol de ventaja. Un gol de Simes, uno más desde los 'siete metros' establecía el 12-10. Aunque la reacción del Ademar fue rápida y una buena jugada entre Simonet y Juanín, y un gol de Mario López, servía para retomar la igualdad, 13-13.

Vivió en el tramo final del primer tiempo sus mejores minutos el conjunto visitante. Magi Serra trató de parar el vendaval leonés con un tiempo muerto, y lo frenó tras un parcial de 0-3 que daba ventaja, 13-14, a los chicos de Dorado.

Al descanso se llegaba con empate, no podía ser de otra manera, tras un tanto final de Ligetvari que dejaba todo para la segunda mitad (15-15).

Sequía marista

El decorado y la igualdad se quedó en el vestuario. La salida de Cangas fue arrolladora ante un Abanca Ademar que se borraba del partido. Simes anotaba, los gallegos ampliaban la renta y hacían sangre a un frágil cuadro leonés, que se quedaba seco. Los hombres de Magi Serra se iban hasta el 19-15, hasta que Gonzalo Pérez rompía la racha con el primer tanto de su equipo desde el inicio de la segunda mitad, ya en el minuto 39.

Rompió la situación el conjunto leonés y parecía quitarse una losa de encima. Tras el tiempo muerto de Diego Dorado, los visitantes parecían haberse reencontrado y, a base de defensa y mascar los ataques, eran capaces de reconducir la situación y reducir la desventaja hasta el 20-18, en el minuto 43.

La exclusión de Simes daba alas a la resurrección marista. David Fernández metía presión al choque, 22-20, y los nervios aparecían en un Cangas muy necesitado de una victoria para esquivar el descenso.

Rodrgio Pérez se ponía la capa de héroe para recuperar la igualada, 22-22, y que todo volviera a empezar con poco más de diez minutos por disputarse. Aunque Muratovic aprovechó sus centímetros para romper la dinámica y que los gallegos se volvieran a colocar por delante.

Toma y daca... hasta el empate final

Tampoco se veía afectado el Ademar por la sanción de 'dos minutos' a David Fernández. Y es que Ligetvari anotaba, a la respuesta de Cangas volvía a reaccionar Jaime Fernández y la igualdad se mantenía, 25-25, a cinco minutos del final.

Los visitantes necesitaban una buena defensa y se encontraron con el error de Muratovic en el lanzamiento. Ligetvari lanzó y detuvo Javi Díaz, pero el rechace fue para Pesic que batía al meta y daba la primera ventaja del segundo tiempo al Abanca Ademar, a dos minutos del final, 26-27.

Carou era excluido y David Fernández hacía falta en una defensa interior para dejar que Simes, desde los 'siete metros' devolviera la igualdad. Quedaba un ataque y era para los leoneses.

Diego Dorado preparó su pizarra, la defensa de Cangas era muy activa y el tiro final de David Fernández no fue lo suficientemente ajustado para sorprender al meta del cuadro gallego, que salvaba así un empate en un choque igualado.

El resultado no deja contento a ningún equipo y, en especial, a un Ademar que sigue complicándose la clasificación para competición europea.