Liga Asobal

El Abanca Ademar aprueba su oposición para Europa en la victoria más emotiva

Simonet, en una acción de juego. / Peio García / S. Santos

Los leoneses, con una gran actuación de Rodrigo, Mario López y Biosca, alcanzan la cuarta plaza y optan a esa invitación para la EHF Cup | Biosca, Simonet, Pesic, Rodrigo, Ligetvári y Juanín García se despiden del club marista

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Con el corazón bombeando más sangre y adrenalina que de costumbre, el Abanca Ademar sumó una victoria importantísima ante Guadalajara (28-21) que le vale para optar a esa invitación para la EHF Cup tras asegurar la cuarta plaza en una tarde diferente. Seis despedidas de Biosca, Simonet, Pesic, Rodrigo y Ligetvári pero, en especial, la de Juanín, hicieron que este partido no fuera uno más.

28 Abanca Ademar

Biosca; Mario López (6), David Fernández (1), Simonet (1), Pesic (3), Mosic, Juanín (5) – siete inicial – Slavic; Carou (1), Rodrigo (6), Vieyra (1), Ligetvári (2), Jaime Fernández, Acacio, Gonzalo (2), Robles

21 Quabit Guadalajara

Hombrados; Mellado, Serradilla (3), Vigo (4), Niewrzawa (3), Moya, Paredes – siete inicial – Eceolaza; Parra, Márquez (7), Sanz (1), Sánchez-Migallón, Gallardo (1), García (2)

parciales
2-1, 4-4, 6-7, 10-10, 11-12, 15-13 (descanso), 18-14, 21-16, 23-18, 25-20, 27-20, 28-21 (final)
ÁRBITROS
Ausás Busquets y Florenza Virgili. Excluyeron a Carou por parte del Abanca Ademar y a Parra, Niewrzawa y a Vigo por parte del Quabit Guadalajara
INCIDENCIAS
Palacio de los Deportes. 3.973 espectadores

En un ambiente repleto de emotividad, pero con algo muy importante en juego como estar en competición europea la próxima temporada, el partido comenzó con dos defensas mejor plantadas que los ataques.

El primer gol, de Mario López, un habitual en estas lindes que había cedido su preciado brazalete de capitán al ya legendario Juanín García, abrió la veda tanteadora que se había demorado casi tres minutos.

Poco a poco fueron carburando los ataques. El Abanca Ademar sufría en el estático ante la zaga alcarreña y, desde el extremo, emergía la figura del incombustible Jota Hombrados, por el que los años no pasan para mal, sino para sabérselas todas.

Gran igualdad

Los leoneses comenzaron mandando en el marcador, pero Guadalajara le dio la vuelta al mismo y tuvo la opción de poner renta de por medio con un siete metros que Biosca, inconmensurable, desvió para evitar el dos arriba de los manchegos.

El partido estaba siendo muy igualado y, en la segunda mitad del primer acto, los ataques predominaban. Con Chema Márquez y Víctor Vigo como jefes de operación, Guadalajara seguía metiendo en apuros a los maristas, que buscaron con la defensa 5-1 en la que Jaime Fernández actuaba de avanzado, dificultar las ofensivas a la primera línea morada.

En el tramo final de la primera mitad, el Abanca Ademar logró su máxima ventaja. A falta de minuto y medio Pesic, en una acción típica del pivote serbio, que se hace hueco con facilidad en seis metros, los locales lograron el colchón de los dos goles, algo no visto aún en el choque, y con esta distancia empezarían la segunda mitad.

El Ademar rompe el partido

El inicio de la segunda mitad de los maristas disipó cualquier atisbo de duda sobre la clasificación europea de los de Diego Dorado. Un gran arranque tanto en defensa como en ataque dieron alas al Abanca Ademar, que poco a poco fue haciendo más y más grande su renta con un gran Rodrigo en la dirección de juego.

El motivo más emotivo llegó en torno al minuto 38. Rodrigo dio el balón a Juanín y el 'artista', una vez más, voló desde la esquina izquierda del ataque marista para, esta vez, lanzar al palo largo. Gol de la leyenda, gol del artista en su último gran show.

Siguió el partido su curso, con una renta que bailaba entre los cuatro y los cinco goles. El cuadro marista mantenía la tensión para, ahora que tenía a Guadalajara casi 'ko', no dejar con los manchegos se levantaran de la lona.

No hubo historia en el tramo final del choque. El paso adelante en defensa del Abanca Ademar y la inspiración de Biosca en su último servicio a León 'secaron' las ideas alcarreñas, que fueron testigo de cómo el Ademar optará a Europa y de la despedida del más grande en la historia del club: Juanín García.

A falta de 90 segundos para el final, el Palacio se detuvo, el curso habitual del balonmano también. Se iba la mayor figura que ha dado este deporte en España. Juanín García, en un mar de aplausos y abrazos, con los dos equipos, los árbitros y todos los espectadores en pie, dio sus últimos pasos sobre el parqué en un momento muy emotivo para él.

Este fue el final del partido. El Abanca Ademar logró el triunfo y estará, salvo sorpresa, en Europa la próxima temporada. El curso ha acabado en un buen puerto, aunque no el esperado, y ahora el Palacio espera ya con ansia el inicio de la tercera era de Manolo Cadenas.