Liga Asobal

El Abanca Ademar, sin posibilidad de fallo

David Fernández, en un partido con el Abanca Ademar./Peio García
David Fernández, en un partido con el Abanca Ademar. / Peio García

El conjunto marista recibe a Teucro, rival al que buscará superar para seguir en la lucha por la segunda plaza y acercarse a Bidasoa y Logroño

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El Abanca Ademar no puede fallar. El conjunto marista afronta una nueva jornada de Liga Asobal, de nuevo adelantada al viernes, ante el Teucro en el Palacio de los Deportes (19:00 horas)

Los hombres de Rafa Guijosa, que siguen en la lucha por la segunda plaza, no pueden permitirse un tropiezo en casa ante el conjunto gallego, que lleva más de 20 años sin ganar en el Palacio.

Así lo ve Guijosa

A cuatro puntos de Bidasoa y a tres de Logroño, la victoria le valdría al Abanca Ademar para seguir acechando a estos dos rivales, los dos contendientes más fuertes hasta el momento en esa lucha por el subcampeonato en la que están inmersos cinco equipos - Huesca y Granollers a mayores -.

El Teucro ya sorprendió a los maristas en la primera vuelta (26-24), venciendo en Pontevedra, por lo que el Abanca Ademar ya estará precavido y con ganas de revancha por aquel inesperado tropiezo.

Carou y Simonet, renqueantes

El cuadro marista cuenta tan solo con la baja del lateral Juanjo Fernández, que continúa con su largo proceso de recuperación de su hombro izquierdo que le hará perderse lo que resta de temporada.

Los problemas físicos que arrastran los argentinos Gonzalo Carou, con molestias en la muñeca y rodilla derechas, y de Seba Simonet en la fascia plantar, no les impedirán, a priori, enfrentarse al Teucro que cuenta en sus filas con el segundo máximo goleador del campeonato, el veterano lateral balcánico Davor Cutura.

Sin posibilidad de error, el Abanca Ademar vuelve a brazos del Palacio de los Deportes para tratar de lograr una victoria que mantenga intactas sus opciones de subcampeonato en una carrera de fondo en la gestionar bien la presión, los esfuerzos y las emociones decidirá quién se lleva el premio.