Liga Asobal

El Abanca Ademar, con números similares a la temporada pasada

Guijosa da instrucciones a los jugadores del Abanca Ademar./Peio García
Guijosa da instrucciones a los jugadores del Abanca Ademar. / Peio García

El conjunto marista suma los mismos puntos que la campaña pasada y una diferencia de goles similar a la de hace un año

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

El Abanca Ademar, al igual que la temporada pasada, tiene un gran reto entre ceja y ceja: ser el mejor de los mortales y acabar en segunda posición la Liga Asobal. En esta ocasión, y tras un cambio en las plazas de Liga de Campeones, esta segunda posición no dará acceso directo a la máxima competición, pero el subcampeonato es una recompensa suculenta para los maristas.

Con este reto, y tras acabar la primera vuelta en tercera posición, el cuadro marista quiere asaltar la segunda plaza después de superar el ecuador del campeonato. Logroño, Bidasoa, Granollers o Huesca serán los rivales maristas por este reto, sin descuidar nunca a un Anaitasuna que, pese a que aparece más retrasado en la tabla 11º puesto), es posible que acabe remontando.

Lo cierto es que los números cosechados hasta ahora por el conjunto de Rafa Guijosa son similares a los de la pasada temporada. Con 19 puntos, los maristas están en plena lucha por el trono de plata, al igual que el año pasado, en el que sumaban el mismo número de puntos.

Fiabilidad en el Palacio

La diferencia en esta ocasión es que las cinco derrotas sufridas en Liga Asobal han sido, todas ellas, a domicilio (Bidasoa, Teucro, Cuenca, Barcelona y Guadalajara), mientras que el año pasado el Abanca Ademar sufrió dos derrotas a domicilio (Anaitasuna y Logroño) y tres en casa (Barcelona, Guadalajara y Benidorm), además de un empate en el Palacio ante Huesca, situación que se ha repetido esta temporada, pero ante Logroño.

La fiabilidad en casa de esta temporada del Abanca Ademar, contrasta con su irregularidad el pasado curso, mientras que en el pasado curso la solidez marista no se vio tan clara ni en el Palacio ni a domicilio.

Un equipo más rocoso

En cuanto a los goles, el Abanca Ademar se ha mostrado más fuerte a nivel defensivo pero menos prolífico a nivel ofensivo. La diferencia goleadora en esta temporada es de +, mientras que el pasado curso fue de +34, con 34 tantos menos anotados en esta campaña y 36 dianas menos encajadas.

Temas

Ademar