Liga Asobal

La defensa y un soberbio Slavic guían al Abanca Ademar al 'póker' de triunfos

David Fernández fue uno de los destacados./Peio García
David Fernández fue uno de los destacados. / Peio García

Una enorme actuación defensiva, la primera de la temporada, junto al estado de gracia del meta croata, con un 54% de efectividad bajo palos, lideran al cuadro leonés | Marchán, con ocho tantos, y Feutchmann y David Fernández, con seis, encabezaron el ataque

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Echaba en falta la afición del Abanca Ademar, siempre exigente, un partido de tranquilidad y gran defensa. Y lo tuvo antes de la primera función europea. El Abanca Ademar, liderado por la zaga y un brillantísimo Slavic, ha vencido a Guadalajara por 30-21 y ha sumado su cuarta victoria seguida esta temporada.

30 Abanca Ademar

Patotski; Mario López (2), David Fernández (6), Lucin, Feutchmann (6), Marchán (8), Carrillo (1) – siete inicial – Slavic, Carou (1), Martínez Camí, Juanjo Fernández (1), Jaime Fernández (2), Gonzalo (3), Lodos, Casqueiro

21 Quabit Guadalajara

Hombrados; García (2), Paredes (1), Márquez (5), Sánchez-Migallón (1), De Souza (6), Gallardo (2) – siete inicial – Barkhordari, Petrov (1), Serradilla, Barricart (1), Moya, Romanillos, Bodí (2), Santamaría, Marmesat

PARCIALES
3-4, 7-6, 8-8, 11-9, 13-10, 15-12 (descanso), 16-13, 20-15, 21-16, 23-18, 26-19, 30-21 (final)
ÁRBITROS
Rodríguez Estevez y Rosendo López. Excluyeron con dos minutos a Martínez Camí, Lucin y a Feutchmann por parte del Abanca Ademar y a Petrov, Da Souza, Serradilla, Marmesat y Sánchez-Migallón por parte del Quabit Guadalajara

Comenzó dubitativo el partido para el Abanca Ademar, que vio como Quabit Guadalajara plantaba cara al cuadro marista. Parecía una prolongación del choque de Granollers, con un continuo intercambio de goles en el que los de Cadenas no se sentían incómodos, pero a los que el marcador no les favorecía.

Se fue asentando el equipo, sin Jaime Fernández en el central, y ganando en serenidad, solidez y un juego más meditado. Comenzó a sobresalir el cuadro marista y una vez más, aprovechando la ausencia de Fede Vieyra, brilló David Fernández.

El vallisoletano, que está creciendo a niveles altísimos bajo la batuta de Cadenas, sigue en estado de gracia. Cada balón que agarra en ocho metros, cada internada que realiza o cada amenaza de lanzamiento hace temblar a los rivales y, en casi todas las ocasiones, con razón: acaba en gol.

Fue el líder ofensivo de un Abanca Ademar que tiró de su primera línea en ataque, con un buen Feutchmann y un gran Marchán, otra tarde más, en los seis metros, para ponerse por delante y comenzar a meter diferencia.

Slavic se reivindica

La clave del choque estaba en esa primera línea y en una defensa que este miércoles dio un claro paso adelante bajo la 'protección' de Slavic. El meta croata, ante la feroz competencia que le ha planteado Patotski, brilló en el Palacio, con paradas inverosímiles cuando la defensa era 'pillada' a la contra o en desajustes defensivos.

Llegó a tener hasta cuatro goles de renta el conjunto marista que vio debutar a un Martínez Camí 'director' en ataque y bravo en defensa, tanto hundido en el 6-0 como 'flotando' en el avanzado. El Abanca Ademar aguantó por delante en la primera mitad y se fue al descanso con tres goles de ventaja (15-12).

Saltó bien el cuadro marista en la segunda mitad, con la defensa intensa, enchufada, llegando media décima de segundo antes que los alcarreños a cada balón. Solo un parcial 0-2 puso el marcador apretado, pero fue un canto de cisne a la emoción.

Partido completo

El Abanca Ademar siguió con esa defensa, esa garra y ese espíritu que cerraba cualquier espacio o resquicio de esperanza a Guadalajara, a la par que 'mataban' el choque, poco a poco, con un ataque casi infalible.

La fortaleza defensiva fue la tónica principal de la segunda mitad. Después de encajar más de 30 goles en todos los partidos de la temporada actual salvo Huesca, esto se convirtió en uno de los retos del Abanca Ademar en este partido.

Hubo minutos de atasco en ataque superado el ecuador del segundo acto en los que Jaime Fernández entró en acción como director de juego. Como decía Cadenas esta semana, el canterano, habitualmente extremo, se había convertido en un recurso más para el puesto de central, y así lo entendió el técnico de Valdevimbre en este instante del partido.

Pero el espectáculo estaba en la portería. Y es que Slavic estaba en estado de gracia, haciendo que la traducción de su apellido al español fuese la de 'muro'. Rondando el 60% en numerosos tramos del partido, el balcánico salvó varios balones de gol que tuvo Guadalajara para que el final de partido fuese más apretado.

Fue un final plácido y una victoria tranquila (30-21). Un encuentro coral, completo, donde la defensa y la portería brillaron y donde el Abanca Ademar ha demostrado estar preparado para el reto de la Copa EHF.