Liga de Campeones

El Abanca Ademar se lo juega todo en Polonia

Biosca, en el entrenamiento de este viernes en Polonia./7foto7
Biosca, en el entrenamiento de este viernes en Polonia. / 7foto7

El conjunto marista visita al Wisla Plock en un partido en el que los de Guijosa se lo juegan todo en la Liga de Campeones

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Una moneda al aire. Cara o cruz. No hay más opciones. Así de complicado es el azar, o así de inesperado, puede ser el azar. Y es que el Abanca Ademar se lo juega todo este sábado (16:00 horas) ante el Wisla Plock en la Liga de Campeones.

Hasta tierras polacas se ha desplazado el conjunto marista, que inició este largo viaje en la madrugada de este viernes y que este sábado tendrá su particular 'final' en esta competición.

Más información

A priori, los de Rafa Guijosa no parten como favoritos. Pero el ADN marista lleva implícito la lucha, el no rendirse, el creer y el rendir al máximo en los escenarios más exigentes. Y este lo es.

Es un partido en el que no hay vuelta atrás: el equipo que caiga en este enfrentamiento se habrá complicado mucho sus opciones en la máxima competición continental, salvo que se produzcan resultados inesperados en la última jornada el próximo fin de semana.

Por ello, Rafa Guijosa, lejos de especular con otro resultado solo piensa en ganar y para ello ha dejado claro que quiere jugarle al subcampeón de liga polaco «de tú a tú», sin complejos, sobre todo después de sorprenderle ya en el partido de León venciéndole 27-24, en un partido casi perfecto hasta el descanso, que después se complicó, pero que volvieron a remontar para sumar el triunfo.

Sin embargo, la situación actual del Orlen Wisla Plock es diferente a la que llegó al municipal leonés, con dudas después de haber perdido en su pista en la liga polaca y todavía en fase de adaptación de algunos jugadores.

Después de las dos derrotas como visitantes en León y Bucarest, el conjunto de Xavi Sabaté ya no cedió más puntos, encarrilando -entre liga y Europa- siete victorias, lo que le ha permitido encaramarse al liderato de un grupo muy apretado entre los cuatro primeros equipos.

El Abanca Ademar tan solo contará con la ausencia ya conocida del extremo José Mario Carrillo con una lesión de larga duración que le impedirá volver al equipo hasta febrero de 2019, mientras que el resto de integrantes de la plantilla estarán a disposición de Rafa Guijosa que en el primer enfrentamiento no disponía ni de Juanjo Fernández ni del fichaje posterior, Patrik Ligetvári.