El Abanca Ademar depende de asegurar la cuarta plaza y las invitaciones para volver a Europa

Seba Simonet, en el último partido del Abanca Ademar./Peio García
Seba Simonet, en el último partido del Abanca Ademar. / Peio García

Los maristas conocerán definitivamente si están en la EHF Cup el 2 de julio pero antes deben finalizar la Liga Asobal en cuarta plaza

EFE

El Abanca Ademar tiene dos frentes abiertos para disputar la próxima temporada competición europea, una en la cancha donde deberá mantener la cuarta plaza y también a través de los despachos, porque tendría que esperar la decisión de la Federación Europea de Balonmano (EHF) cuyo plazo concluye el 2 de julio.

En estos momentos los cuatro representantes españoles en las competiciones europeas ya están definidos, con el campeón de liga, FC Barcelona Lassa en la máxima competición continental, junto con el subcampeón de Copa del Rey, Liberbank Ciudad Encantada Cuenca y el segundo y tercer clasificados -que lo serán, aún por determinarse el orden de ambos-, CD Bidasoa y Ciudad de Logroño.

El proceso establecido por el comité internacional de la EHF indica que entre el 18 de junio y 2 de julio cada Federación, en este caso la española, ha de comunicar los equipos que solicitan la inscripción en competiciones europeas y los que así lo hagan enviar, a su vez, la documentación requerida.

Previsiblemente los cuatro representantes del balonmano español dará el visto bueno a su presencia en Europa la próxima temporada, con lo que, a partir de entonces, pero de manera paralela, se deberá conocer si, a través de otras ligas europeas han surgido renuncias de equipos para que den lugar a posibles invitaciones -Wild Card-.

La opción más posible es que pudiera surgir la posibilidad de un segundo representante español en la Liga de Campeones, ya que según fuentes de la Real Federación Española de Balonmano (RFEBM) consultadas por Efe, «sería muy complicado que hubiera cuatro representantes en la Copa EHF -segunda competición-, cuando a esa cuarta plaza podrían optar otros países con menos equipos».

En el caso de que al FC Barcelona Lassa le pudieran acompañar, bien CD Bidasoa o Ciudad de Logroño -ambos se enfrentan en la penúltima jornada con un punto de diferencia a favor de los irundarras-, el lugar que dejaran libre en la Copa EHF podría ser ocupado por otro club español, en este caso el cuarto clasificado de la Liga ASOBAL, lugar al optan también Granollers y Huesca.

«En ese lugar sería más factible que pudiera corresponder a la Liga ASOBAL esa plaza en la segunda competición continental, aunque antes del 12 de junio los clubes interesados deberían de haber ya mostrado su interés en esta posibilidad«, indican las mismas fuentes.

El Abanca Ademar ha disputado las dos últimas ediciones de la Liga de Campeones, en la pasada incluso superó la fase de grupos para ser eliminado por el luego campeón, Montpellier francés y desde que debutara en el Europa en la temporada 96-97, tan solo en una ocasión quedó fuera de las competiciones continentales, en la temporada 2015-16, la primera de Rafael Guijosa en el banquillo.

Temas

Ademar