Liga Asobal

Paliza del Abanca Ademar para volver a coger ritmo

Acacio, en un lance del partido./Peio García
Acacio, en un lance del partido. / Peio García

El conjunto marista pasa por encima de un Alcobendas que aguantó cinco minutos el potencial de los de Guijosa | La defensa, con Biosca y Slavic a la cabeza, brilló sobremanera

Dani González
DANI GONZÁLEZLeón

Tenía miedo Rafa Guijosa a la vuelta tras el parón, después de haber rodado a un ritmo majestuoso que le había devuelto al cuadro marista, de lleno, a la lucha por la segunda plaza.

34 Abanca Ademar

Biosca; Mario López (4), David Fernández (4), Simonet (2), Carou, Vieyra (1), Jaime Fernández (2) – siete inicial – Slavic (ps), Juanín (5), Rodrigo, Ligetvari (3), Acacio (4), Gonzalo (4), Mosic (1), Pesic (3), Rozas (1)

16 Alcobendas

Torres (p); Martín (1), Nieto (4), De La Rubia, López (3), Catalina (3), Crespo (1) – siete inicial – Patotsky (ps), Pelidija, Velasco (2), Ortega (1), Darri, Nevado, Rodríguez, Antón

PARCIALES
2-2, 6-3, 8-4, 9-5, 13-7, 14-7 (descanso), 18-8, 22-10, 25-12, 29-15, 33-15, 34-16 (final)
ÁRBITROS
Yagüe Moros y Peñaranda Ortega. Excluyeron a Carou por parte de Abanca Ademar y a Martín y a Nieto (2) por parte de Alcobendas

Más información

Pero, con autoridad y eficacia, el Abanca Ademar resolvió el duelo ante Alcobendas, en el que destacó la defensa y la portería leonesa, por encima del 60%, para superar a los madrileños por un contundente 34-16.

Un pequeño espejismo se produjo en el inicio del partido, donde el marcador y el juego estuvo igualado. Fueron unos minutos nada más, los que pudo aguantar Alcobendas el potencial de un Abanca Ademar que, pese al parón, no había perdido la dinámica ganadora previa.

Poco a poco, la defensa marista comenzó a carburar. La zaga leonesa se hizo fuerte, se hizo grande y Nacho Biosca, inmenso. El meta catalán comenzó a tocar balón y ganar confianza, convirtiéndose en un muro que llegó a números por encima del 50% de acierto.

El Ademar rompe el partido

Poco a poco, el marcador se fue disparando en un Abanca Ademar que, gracias a una buena defensa, dispuso de contraataques para lanzarse en el macador. La superioridad marista era cada vez más manifiesta y acabó logrando su máxima ventaja al descanso.

Si había dudas al descanso de que la victoria se iba a quedar en casa, el Abanca Ademar se encargó en el inicio de la segunda mitad de disiparlas. Un parcial 3-0 de salida rompió la barrera de los 10 goles de ventaja, lo que ya dejó el partido casi sentenciado.

Así lo contó Carlos García de Cope León

Debut de Rozas... con gol

El partido fue un mero trámite en los últimos 25 minutos. Guijosa dio minutos a todos ante un rival ya con los brazos bajados. Los madrileños se rindieron al poderío de un Abanca Ademar que no bajó el nivel defensivo y dispuso de multitud de contraataques para seguir engordando su cuenta.

Un partido sin historia en el que lo más destacable fue el debut de Álvaro Rozas en el pivote marista, que dispuso de siete minutos para demostrar a Rafa Guijosa que merece más y más oportunidades y que celebró con un gol.

Slavic también brilló en un final de partido descafeinado, plácido y en el que los maristas saborearon la victoria pensando ya en la siguiente cita, el sábado (20:00 horas) ante el Wacker Thün en el inicio de la segunda vuelta de la Champions.

 

Fotos