Liga Asobal

El Abanca Ademar, advertido del riesgo del Huesca tras la pasada temporada

Ligetvari, en un partido con el Abanca Ademar./Peio García
Ligetvari, en un partido con el Abanca Ademar. / Peio García

Los oscenses siempre logran plantear partidos igualados en el Palacio, tanto que el año pasado sacó un empate

EFE

El Abanca Ademar vuelve a enfrentarse a un rival directo el sábado, un Bada Huesca que puntuó en el palacio municipal la pasada temporada, que fue más accesible que la actual, donde tan solo ha ganado CD Bidasoa y empató Ciudad de Logroño, justo los rivales que anteceden a los leoneses en la clasificación.

Sin embargo, salvo la primera visita oscense a la cancha ademarista en la temporada 2011-12, que se saldó con una contundente victoria local 35-20, el resto de enfrentamientos entre ambos equipos en terreno leonés han estado marcados por la igualdad, que incluso se ha llevado al marcador final.

Así, en la siguiente visita del BM Huesca la victoria del Ademar ya fue más ajustada (28-25) marcando la tendencia que se ha repetido desde entonces, con Nolasco en el banquillo del conjunto aragonés que logró puntuar por vez primera en León en la temporada 2013-14, con Daniel Gordo en el banquillo local.

Posteriormente, también con el técnico vallisoletano dirigiendo al Ademar los dos puntos volvieron a quedarse en casa con el marcador, en conjunto, más amplio hasta ahora en este tipo de enfrentamientos, 35-32.

La llegada de Rafael Guijosa a la dirección del conjunto leonés ha supuesto que se estrenara con una victoria agónica, 22-21 en la temporada 2015-16, para en la siguiente lograr el triunfo más amplio, al margen del primer enfrentamiento, 28-24, pero en un partido que volvió a decidirse al final por detalles.

En la última visita del Bada Huesca volvió a repetirse el empate (27-27) de nuevo en un partido con alternativas y que se decidió con una acción de Ariño en los instantes finales para darle un punto al equipo visitante que había merecido sobradamente después de dominar el marcador durante muchas fases del encuentro.

Pero si Ademar se dejó escapar el que entonces era su quinto punto en casa, donde también cedió ante Barcelona, Benidorm, Guadalajara, Puerto Sagunto o Logroño -éste en su despedida en casa de la temporada-, en la segunda vuelta se desquitó ante la mayoría de estos rivales venciendo también en cancha oscense 21-25.

El último duelo entre ambos equipos, esta misma temporada se saldó con victoria del Abanca Ademar 19-20 en el partido que supuso el debut del lateral internacional húngaro Patrick Ligetvári y la vuelta también al equipo del veterano extremo Juanín García que no había podido iniciar la temporada por lesión.

Sobre todo en el caso del jugador magiar, su actuación resultó determinante, fundamentalmente en la faceta anotadora, siendo el máximo goleador con cinco goles -aunque con un porcentaje de acierto en total del 50 por ciento-, alguno de ellos decisivos para que los puntos se fueran a León.