Entrevista

Virginia Díaz: «Decían que la música no interesaba en la tele»

Virginia Díaz posa en el plató de Cachitos. /RTVE
Virginia Díaz posa en el plató de Cachitos. / RTVE

Presenta los martes en La 2 'Cachitos', el programa que busca «sacar jugo al archivo de TVE»

JULIÁN ALÍA

Cuando era pequeña, ofrecían un contenido de calidad enorme en cuanto a música», comenta Virginia Díaz (Madrid, 45 años), que cada martes a las 22:00 horas pone rostro a 'Cachitos', el programa de La 2 que trae al presente actuaciones icónicas o desaparecidas de la memoria para unos, e inexistentes para otros. La presentadora se confiesa una apasionada de la música «desde que tenía uso de razón», y recuerda cómo, junto a su hermano, compraba «un montón de vinilos» con la paga que les daban en su pueblo abulense de Pedro Bernardo. Ahora asegura que le ha «tocado la lotería» al poderse dedicar «todos los días a esto».

- ¿Esperaba un público tan fiel como el que ha cosechado 'Cachitos'?

La verdad es que no. Esperábamos que gustase a la gente, pero no empezamos a grabar con la intención de que se convirtiera en una especie de programa de culto, que parece que ahora es como un referente. Como espectadora, lo veo como uno de los buenos ejemplos de la televisión pública. Quizá lo bueno es que nació sin ninguna pretensión, sino simplemente para sacar jugo al archivo de TVE, por cuyos platós ha pasado lo granado de la música nacional e internacional. La respuesta anima muchísimo a hacerlo mejor y a que intentemos superarnos cada vez.

- No le hace falta presentar las campanadas para triunfar en Nochevieja.

¡Claro! No hace falta que te pongas vestidos despampanantes ni ir excesivamente maquillada para proponer a la audiencia un contenido interesante, divertido y didáctico. Muchos grupos y artistas nacionales llevan unos veinte años siendo invisibles para los medios de comunicación en España, excepto para Radio 3 y La 2, básicamente. Y resulta que cuando apuestas por ellos y los grabas en televisión con actuaciones en directo, la gente responde bastante bien. Incluso en un día tan complicado como el de Nochevieja, con todas las cadenas tirando la casa por la ventana. Al final, uno de los programas de los que más se habla al día siguiente es 'Cachitos'. Con nuestro presupuestito, en La 2, con nuestros medios, y con toda la ilusión del mundo.

- ¿Por qué la música ya no tiene ese espacio en televisión?

Los directivos de las cadenas decían que la música no interesaba en televisión, que el público se iba a buscar otras cosas, y eso no es así. 'Cachitos' está demostrando que la música era muy importante. ¿En qué momento dejó de serlo? En el que ellos pensaron que la música podía ser un espacio excesivamente caro para trabajar, y quisieron convencer de que no interesaba. Da la sensación de que el público se ha desacostumbrado a este tipo de actuaciones en la tele. Lo que está claro es que sí que interesa. No hay más que ver la cantidad de festivales que hay en España, y que se solventan con bastante éxito. Como dejó de haber actuaciones musicales en la tele, el público se busca la vida a través de internet. La paciencia que teníamos antes ya no existe, y si no te gusta el concierto, lo quitas y pones otro.

- ¿Cualquier tiempo pasado fue mejor?

No, tampoco creo que la gente cuando ve 'Cachitos' piense eso o diga: 'Jo, qué buena música la de entonces', porque ahora tenemos también un nivel impresionante. De hecho, creo que estamos viviendo una edad de oro. Lo que está claro es que nos recuerda a una parte importante de la banda sonora de nuestra vida, y eso siempre es muy gratificante.

- ¿Diría que la nostalgia es uno de sus reclamos principales?

Más que la nostalgia, como decía Jero Rodríguez (creador y director hasta mayo del año pasado), apela a la memoria. Nos está recordando que la música era muy importante en TVE, que había muchísimos espacios, y que los que no eran estrictamente musicales también le daban mucho valor. Una de las claves de 'Cachitos' es, como alguien dijo alguna vez, que la música son recuerdos y emociones, y yo creo que aunamos todo eso. Si en algún momento has visto esas actuaciones, estás recordando una parte probablemente muy bonita de tu vida, y si no, te puede llegar igualmente y transmitir muchas emociones.