Entrevista

Arturo Valls: «Ojalá más gente saliera de sus burbujas»

Arturo Valls. /Antena 3
Arturo Valls. / Antena 3

El presentador hace de guía esta noche en 'Por el mundo a los 80 años' (Antena 3)

JULIÁN ALÍA

Los seis octogenarios de 'Por el mundo a los 80 años' viajan esta noche a las 22.40 horas a Tokio, escoltados por Arturo Valls (Valencia, 44 años). El presentador descansa este verano por primera vez al frente de '¡Ahora caigo!', pero ha recalado en el 'prime time' de Antena 3 con este nuevo formato, que busca ofrecer una experiencia única a unos inusuales viajeros.

- ¿Qué tal los acompañantes de aventura?

Alucinante. Ha sido fascinante viajar a través de los ojos de esta gente, que prácticamente no había salido de su pueblo, de su zona de confort. Hay una cosa muy importante también, que es cómo acababan con muchos prejuicios. Es lo que aporta viajar; al conocer las cosas de primera mano, se te caen muchos prejuicios adquiridos.

- ¿Qué le convenció de la propuesta para apostar por ella?

Justamente eso. Y, claro, el hecho de viajar. Si ya de por sí te gusta, imagínate cobrando (risas). Ha sido una gozada. De hecho, estar un mes y medio, casi dos meses en realidad, dando vueltas por el mundo me ha resultado muy atractivo. Y también por lo divertidos que son los invitados.

- ¿Qué se buscaba en el proceso de 'casting'?

Supongo que perfiles variados y gente que diese juego; personas que hubiesen viajado poco, pero con inquietudes, porque era importante que tuvieran ganas de viajar. Y salud también. Esa es otra, porque son 80 años… Resultó muy curioso porque es gente que está hecha de otra pasta. A veces el equipo estaba hecho polvo de grabar, de movernos de un lado para otro, y ellos estaban ahí como: '¿Venga, ¿qué hay que hacer? ¿Dónde vamos ahora?'. Y yo: 'No, tranquilos, descansad, que no pasa nada'. Era increíble.

- ¿Le han sorprendido?

Sí, sí. Y todos para bien. Era gente que venía un poco: 'Uy, yo no sé. La comida… África… Como en Fuengirola no hay nada…'. Y de repente ves cómo han sido muy poco coherentes con sus principios. Justamente por lo que implica viajar. Ojalá más gente saliera de sus burbujas y de su entorno cercano para descubrir que hay otros mundos y otras maneras de entender y ver la vida.

- ¿Ya ha reservado para cuando cumpla los 80?

Hombre, las circunstancias son diferentes. Por suerte, he viajado ya bastante y no es lo mismo. En mi caso, lo suyo sería aprovechar ahora, cuando uno está en plenitud de facultades y de salud. Aunque eso no quita que ellos hayan funcionado de maravilla, ya que el objetivo del programa era buscar gente que no hubiera tenido esas oportunidades.

- ¿Se le hace raro poner '¡Ahora caigo!' y no verse en pantalla?

No lo veo ni cuando lo hago yo (risas), y menos en vacaciones, que la tele la veo más bien poco. Tampoco se me hace raro. Yo creo que es una práctica habitual que se descanse en verano. Esto se hace mucho en todos los programas. Yo he sido sustituto también en su día y no se me hace raro, no.

- ¿Significa eso que este año ha tenido más vacaciones?

He tenido siempre vacaciones, la verdad, aunque estuviese en pantalla. Grababa con tiempo y se emitían los programas grabados. En este caso, lo que he hecho ha sido descansar de la exposición, para tener ganas de volver yo, y el espectador de que vuelva. Pero sí, lo que ha pasado este año es que he tenido más vacaciones, que eso siempre viene bien.

- Tras tantos años en la tele, ¿qué programas ha disfrutado más?

Uh, eso es como decidir a quién quieres más entre tu padre y tu madre. Diría que he disfrutado muchísimo en todos, pero recuerdo, por la cosa de ser la primera experiencia, el 'Caiga quien caiga', cuando llego a Madrid con veintipocos años, que empiezo a descubrirlo todo, que estoy aprendiendo, lo que hay detrás de la tele… Me pasó lo mismo con 'Camera Café', por lo que supone empezar a hacer ficción, interpretación. Era mi primera serie, y eso me llenaba un montón. Y los otros programas, pues los disfrutas desde la experiencia, de otra manera.

- ¿Los retomaría en la actualidad?

Bueno, precisamente estamos preparando la película de 'Camera Café', y a 'Caiga quien caiga' lo veo vigente. Creo que tendría un 'remake' con mucha cabida como sátira política y social, desde un punto de vista más crítico, con reporteros en la calle, que hubo un 'boom' y desaparecieron.