Antonia Dell'Atte y Carmen Lomana montan el pollo en la Catedral de León

Antonio y Carmen durante la prueba celebrada a los pies de la Catedral de León. /
Antonio y Carmen durante la prueba celebrada a los pies de la Catedral de León.

Las concursantes de 'Masterchef Celebrity' se enzarzan en una discusión en las que se llaman 'hortera', 'cursi', 'falsa' y 'maleducada' entre otras lindezas

Leonoticias
LEONOTICIAS León

n arroz con cerezas motivó la discusión. 'Masterchef Celebrity' celebraba la prueba de exteriores a los pies de la Catedral de León y Carmen Lomana y Antonia Dell'Atte compartían equipo. Una crítica de la empresaria prendió la mecha y la italiana explotó: «Me tienes harta, hasta las narices», exclamó indignada encarándose con su compañera y sorprendiendo al resto del grupo. Los nervios estaban a flor de piel porque el examen culinario al que se estaban sometiendo era complicado, y una queja desató la tormenta.

Los aspirantes a chef debían cocinar, a la sombra de la catedral de León, un entrante de alcachofas rellenas de cecina, una sopa de castañas con foie de pato, un solomillo de vacuno sobre arroz de cereza del Bierzo y un postre llamado Vía láctica a base de lácteos. Las dificultades fueron generando tensión y Carmen y Antonia chocaron de frente.

«No seas hortera y cursi», atacó la exmodelo. «Y tú no seas maleducada», respondió la otra. La pelea no fue a mayores, aunque en las reflexiones posteriores aún hubo pullitas. «A veces me molesta que grite tanto porque me produce estrés», razonaba Lomana ante las cámaras, mientras su rival contestaba: «Mejor gritar que ser falsos».

Con bronca y todo, el equipo de Lomana y Dell'Atte ganó la batalla y ambas evitaron el desafío final. Eso sí, ya en plató las heridas aún no habían cicatrizado y hubo 'zascas' entre ellas. «Los que se quejan mucho no vienen conmigo», lanzó la de Brindisi aludiendo indirectamente a la coleccionista de moda de alta costura, que prefirió evitar un nuevo enfrentamiento y se hizo la sueca. Eso sí, lo de las disculpas parece que no es el fuerte de la italiana y, para explicarse, reflexionó argumentando que había sido «un poco dura y lo sé». Quizá era su manera de pedir perdón por la batallita.

Al final, Santiago Segura, Boris Izaguirre, Ona Carbonell, Jaime Nava e Iván Massagué se enfrentaron en la eliminatoria en la que debían cocinar dos platos en 75 minutos, uno salado y otro dulce, solo con conservas. Tenían ochenta latas sin etiquetar, que debían abrir una a una para descubrir qué había en su interior e improvisar con los alimentos que hallaran. Los directores de cine y teatro Javier Ambrossi y Javier Calvo, 'Los Javis', visitaron a los aspirantes para darles ánimos. Energía que le sirvió de poco a Massagué. El actor no estuvo acertado con sus propuestas y el jurado decidió expulsarle por ello del concurso.

Contenido Patrocinado

Fotos