Los 'sainetes macabros' de Valle-Inclán

La compañía Conde Gatón lleva al Teatro Bergidum los días 12 y 13 de abril la obra 'Retablo de sombras', basada en textos del autor gallego creador del esperpento

Ensayo de la obra 'Retablo de sombras', a cargo de la compañía teatral Conde Gatón de Ponferrada. /César Sánchez
Ensayo de la obra 'Retablo de sombras', a cargo de la compañía teatral Conde Gatón de Ponferrada. / César Sánchez
David Álvarez
DAVID ÁLVAREZLeón

La compañía teatral Conde Gatón estrenará el próximo 12 de abril en el Teatro Municipal Bergidum de Ponferrada su último montaje, 'Retablo de sombras', basado en dos de las cinco obras que componen el 'Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte', publicado en 1927 por el dramaturgo y escritor gallego Ramón María del Vallé-Inclán.

La obra aborda, en dos partes, los tres grandes temas que dan título al texto original, en un formato que el director de la compañía, Ovidio Lucio Blanco, define como «sainete macabro», con escenas en las que la muerte aparece «casi como una broma» y los protagonistas se ven arrastrados hacia la tragedia por la fuerza de la codicia y la pulsión sexual.

Drama, satanismo y brujería son algunos de los pilares temáticos sobre los que reposa el peso de un espectáculo con el que la compañía más veterana de la escena teatral en la capital berciana presentará su particular visión de «una sociedad exageradamente rural y arcaica», una imagen ampliada y distorsionada de la que le tocó vivir al autor gallego durante su infancia. Con una escenografía sobria, cada elemento está dotado de un simbolismo especial que hace que los objetos transiten la frontera entre el mundo real y los terrenos donde la magia es soberana.

En ese sentido, el texo forma parte de la última etapa creativa de Valle-Inclán, donde el autor lleva al extremo sus propuestas dramáticas anteriores, con una importante presencia en escena de las fuerzas irracionales y los instintos y unos personajes casi deshumanizados, dibujados con rasgos que los hacen aparecer grotescos a los ojos del espectador.

María Encina Varela, Silvia Gutiérrez, Teresa Sernández, Puerto Martín, Fani Rodríguez, Diego Madero, David Álvarez y José Enrique Rodríguez serán los encargados de dar vida sobre el escenario a estos personajes que se dejan llevar por sus supersticiones para dibujar una tragedia vital. El espectáculo podrá verse los días 12 y 13 de abril a partir de las 20.30 horas y las entradas ya se pueden adquirir a través de los canales de venta habituales del Bergidum.

'Ligazón' y 'La rosa de papel'

De entre las cinco obras que componen el conjunto escrito por Valle-Inclán, Conde Gatón llevará al escenario los dos primeros textos 'Ligazón' y 'La rosa de papel'. Aunque se trata de piezas independientes, ambas están estrechamente relacionadas por la presencia de personajes cotidianos, casi marginales, que se ven arrastrados por el poder de la superstición y por poderosas fuerzas oscuras hacia un final que enmarca la historia en los márgenes de la tragedia cotidiana.

En la primera de las historias, un afilador que viaja de pueblo en pueblo se ve envuelto en una oscura conspiración al dar con sus pasos en una fonda regentada por unas misteriosas mujeres. Por su parte, 'La rosa de papel' presenta en forma de tragicomedia los últimos momentos de la vida de la sacrificada esposa de Simeón Julepe, un herrero alcohólico y codicioso que deberá hacerse cargo de la familia tras la muerte de su mujer.

Un paisaje formado por sonidos

La oscura y densa ambientación sonora, a cargo de Javier Vecino, será otro de los puntos fuertes de la representación, dotando al espectáculo de una especial atmósfera inspirada en los sonidos tradicionales de la Galicia que vio nacer a Valle- Inclán, donde la lluvia ocupa un papel casi protagonista. Además, el montaje contará con la colaboración de destacados músicos de la comarca, que prestarán su talento para completar el paisaje sonoro de la función.

Entre ellas, destaca la participación de la soprano ponferradina Nathalie García, que se encargará de poner voz a las canciones y tonadas que resuenan en los ecos del particular rincón del mundo que toma forma sobre el escenario. También participarán en el montaje el percusionista Sergio López o el multiinstrumentista e integrante del grupo Rapabestas, Jorge Prada, que será el responsable de hacer sonar las gaitas con las que el espectáculo pretende transportar al espectador hacia el universo mental del creador del género conocido como esperpento, ese que se empeña en «buscar el lado cómico en lo trágico de la vida».