Legado milenario de Alfonso V

La plaza de Regla acoge la teatralización de la coronación del este importante monarca leonés, propulsor del Fuero y que reinó el territorio leonés durante casi tres décadas

Acto de la coronación de Alfonso V. / Noelia Brandón
R.FARIÑASLeón

Tres décadas de prosperidad, legado y, sobretodo, derechos. Por ello se recordará y se conmemora la efeméride de la coronación de un monarca que es historia de su reino.

La Plaza de Regla ha acogido la teatralización del acto que encumbró a Alfonso V como rey de León, en el año 999, y cuya testa ostentó hasta 1028.

Casi tres décadas de reinado que sirvieron para que el Reino avanzara en la reconquista y asentara leyes para la inviolabilidad del domicilio, el respeto a la mujer o los precios del mercado. Son algunos de los preceptos del llamado Fuero de León, que se redactaron en 1017.

En el marco de las fiestas del barrio de Santa Marina se desarrolló este acto con contó con centenares de personas y la actuación de un nutrido grupo de pequeños y grandes actores para dar empaque a dicha efeméride.

El momento álgido tuvo lugar en el acto de coronación. La coral del Císter de Sandoval entonó cantos gregorianos mientras la figura de Alfonso V se aproximaba al trono para tomar posesión como monarca del viejo reino.

Un desfile partía minutos antes de las ocho de la tarde desde San Isidoro, donde se leyó una ambientación con personajes caracterizados para la ocasión. Sus ropajes medievales avanzaron hacia la Catedral, donde tuvo lugar el acto de la coronación.

Alfonso V reconstruyó la ciudad de León, que había sido dañada por Almanzor, y son ahora sus descendientes los que han querido honrar al monarca con esta teatralización de una efeméride fundamental en la historia del Reino y de España.

Temas

España

Contenido Patrocinado

Fotos