Las princesas Disney se rebelan

Las princesas Disney se hacen un selfie con la pequeña Vanellope./R.C.
Las princesas Disney se hacen un selfie con la pequeña Vanellope. / R.C.

'Ralph rompe internet' acumula referencias al mundo digital en una frenética aventura con mensaje feminista

OSKAR BELATEGUI

Lo que '¡Rompe Ralph!' hizo hace seis años con el mundo de los videojuegos lo hace ahora 'Ralph rompe internet' con la Red. La escena en la que la pequeña Vanellope se encuentra con todas las princesas Disney ejemplifica a la perfección el espíritu referencial y acumulativo de esta cinta en la que no hay buenos ni malos, sino fauna y elementos de internet, como los adictos a los juegos, los trolls y el mismísimo Google.

La trama no importa demasiado. Ralph, que en la película anterior quería dejar de ser el malo del videojuego, se ve obligado a abandonar su salón recreativo y a viajar por el ciberespacio en busca de una pieza de repuesto en eBay (un nuevo volante) que salve Sugar Rush, el juego de su querida Vanellope. Manhattan, Shanghái y Dubái han inspirado los bulliciosos escenarios de esta aventura de ritmo trepidante, que, según sus responsables, cuenta con 434 personajes frente a los 223 de su antecesora.

Casi 300.000 storyboards se dibujaron para dar forma al aluvión de imágenes, que apabullan de la misma manera que lo hace navegar sin freno en internet, saltando de una página a otra. Los logos de Amazon, Twitter, Facebook, Snapchat e Imdb son visibles en la cascada de estímulos que incluyen personajes de videojuegos, de los dibujos animados y estrellas de cine.

En la película no hay buenos o malos, sino fauna y elementos de internet, como trolls o Google

«¿Qué clase de princesa eres?», le pregunta Pocahontas a la pequeña protagonista. «¿Te hablan los animalitos?», le inquiere Cenicienta. «¿Todos dan por hecho que tus problemas se solucionan cuando aparece un hombre grande y fuerte?», espeta Rapunzel en una proclama feminista que confirma que la era del #MeToo también ha llegado a Disney. Poco antes, Vanellope ha dejado claras sus preferencias: «¿Princesas y personajes de dibujos? Poto».

«Es una escena que estaba en la película desde el primer borrador que hicimos hace ya dos años y menos», asegura Rich Moore, director de la cinta junto con Phil Johnston. Los directivos de Disney estuvieron de acuerdo en adaptar su universo a los nuevos tiempos. «Fuimos a hablar con nuestros jefes porque sabíamos que este es el tipo de cosas que uno tiene que compartir con sus superiores. Se lo contamos y les encantó desde el primer momento. Nos dijeron: 'Id más allá, haced más'». Al final, 'Ralph rompe internet' no deja de ser una fábula más de la factoría de Mickey Mouse, adaptada eso sí a los ritmos trepidantes y metarreferenciales de la era digital.

 

Fotos