El ILC saca dos líneas de ayudas por seis millones de euros para restaurar el patrimonio histórico

Presentación de las subvenciones del ILC. / Sandra Santos

Casi medio centenar de ayuntamientos leoneses se beneficiarán de estas dos líneas, que incluyen 25 intervenciones en Bienes de Interés Cultural

NACHO BARRIO León

Son parte del corazón leonés, de ese ventrículo que impulsa a sacar pecho por lo propio. El patrimonio histórico de la provincia es bandera de León y con el fin de que la bandera luzca como debe, el Instituto Leonés de Cultura ha aprobado dos líneas de subvenciones con las que restaurar los elemntos de este tesoro provincial que más lo necesitan.

Un total de 48 ayuntamientos se beneficiarán de estas subvenciones, que incluyen intervenciones en 25 Bienes de Interés Cultural de la provincia.

La primera de las líneas, que contará con un total de cinco millones de euros («más que el montante total del presupuesto del ILC de un año», como defendía el presidente de la Diputación»), comprenderá 39 intervenciones en el patrimonio histórico artístico.

A esos cinco millones toca sumar la segunda línea, de 1.100.000 euros aprobados en el último pleno provincial, destinados a casi una decena de intervenciones singulares en el patrimonio artístico.

«Somos conscientes de lo que representan estos símbolos para la provincia», defendía Juan Martínez Majo a la hora de presentar las ayudas.

La consolidación de las murallas de Almanza, la intervención en el Castillo de Alcuetas o en torres como la de Toral son algunas de las obras agendadas dentro de las dos líneas, con las que sacar lustre a un patrimonio que es bandera de León.

En esta ocasión, se beneficiarán de estas ayudas un total de 39 ayuntamientos, que recibirán el 90% del presupuesto total de los proyectos de recuperación que se han presentado.

Para otorgar estas subvenciones, desde el Instituto Leonés de Cultura se han tenido en cuenta diversos criterios, como el valor cultural, donde se incluyen los Bienes de Interés Cultural. Además, se ha priorizado el estado de los inmuebles o de algunos de sus elementos como muros, suelos o cubiertas, ya que algunos corren el riesgo de perderse de forma irreversible, de la misma forma que sus estructuras y también el destino y la función que se quiere dar a las edificaciones, valorando aspectos sociales, pedagógicos y también los que, tras la restauración, podrán ser visitados.

 

Fotos